Otros recursos de comunicación

Se utilizan en situaciones concretas de contacto con otras personas que desconocen su sistema habitual de comunicación: para pedir ayuda en una situación de emergencia, para trasmitir un mensaje breve o pedir algo concreto, para poder comunicarse en un imprevisto, con compañeros de trabajo, en las tiendas, para pedir información al público en la calle, etc.

    Tarjetas de comunicación

    Tarjetas de comunicaciónTarjetas elaboradas generalmente con cartulina o algún material consistente que llevan mensajes impresos preparados previamente para comunicar cuestiones puntuales. Es frecuente que estén plastificadas para que no se estropeen con el uso. Si la persona no tiene resto visual, necesita establecer una forma que le permita diferenciarlas, como por ejemplo poner una palabra clave en braille.

    Son de temáticas habituales: «Soy una persona sordociega. Por favor, ayúdeme a cruzar la calle tomándome del brazo». 

    Recursos tecnológicos para la comunicación

    Comunicador táctilLos smartphones y tablets, convenientemente adaptados, permiten acceder a la comunicación y a las redes sociales más habituales utilizadas en la actualidad, aumentando considerablemente sus posibilidades de comunicación con el mundo que les rodea. Por ejemplo, WhatsApp u otros programas de mensajería, que la persona sordociega puede utilizar a través de las distintas adaptaciones tiflotécnicas, incluso a través de dispositivos de acceso por braille a la información que está o se introduce en el móvil. Existen otros recursos tecnológicos específicos para la comunicación como Comunicador Táctil ONCE (CTO) 

    Tablillas de comunicación

    Collage tablillasTablillas rígidas que en una de sus caras llevan impresas en relieve las letras del alfabeto bien contrastadas con el fondo. En una de las modalidades figura el alfabeto ordinario y, en otra, las letras del alfabeto ordinario con su correspondiente letra en braille debajo.
    La persona sordociega va deletreando el mensaje, señalando sucesivamente las letras sobre la tablilla con su dedo índice, de forma que el interlocutor va leyendo.Para responderle, la otra persona toma el dedo de la persona sordociega y lo va llevando para hacerle tocar las letras de la tablilla, construyendo el mensaje.
    Es un sistema lento pero útil, que implica que la persona sordociega conozca las estructuras de la lengua oral y que tenga buena discriminación táctil. Por otra parte, puede ser también de gran utilidad para mensajes breves o palabras.

    Mensajes breves en caracteres ordinarios o en braille

    La persona sordociega lleva consigo una libreta o un papel y un bolígrafo de los que echa mano en caso de necesidad. Suelen utilizarlo personas que tengan algún resto visual para realizar una demanda breve y poder leer la respuesta. En los casos de las personas sordociegas que hayan perdido completamente la visión, pueden escribir también peticiones siempre que conozcan la escritura en caracteres ordinarios.