Ayudas técnicas para la mejora de la comunicación

Auditivas

Las ayudas técnicas auditivas son aparatos que se adaptan a las personas con problemas auditivos para proporcionarles la mayor funcionalidad y aprovechamiento de sus restos auditivos residuales. No son espefícicas de la población sordociega ni restablecen la audición normal, pero sí pueden ayudar a un mayor acercamiento del entorno y posibilitar, en ocasiones, el habla.

Las ayudas técnicas auditivas que habitualmente utilizan las personas con sordoceguera son: audífonos (de distintos tipos y tecnologías), implantes,diademas óseas, gafas con audífonos incorporados, sistemas de frecuencia modulada (FM), etc.

Tecnologías de adaptación y herramientas tiflotécnicas

Las grandes limitaciones sensoriales plantean la necesidad de conocer lo que pasa en el entorno social y cultural en el que vivimos. Es necesario para el acceso a la cultura y a la información en general que las personas sordociegas accedan a Internet gracias a las tecnologías adaptadas que lo permiten.

A través del sistema braille pueden utilizar las tecnologías más actuales, con las adaptaciones tiflotécnicas que cada persona con sordoceguera requiera, lo que le hace posible conectarse con el mundo.

Ayudas técnicas para la vida independiente

ayudas técnicas para personas sordociegasPueden ayudar a potenciar los restos visuales o auditivos. Por ejemplo, se conectan a los audífonos, para escuchar el sonido de distintos aparatos como son el televisor, radio u ordenador, teléfono fijo y móvil, o a una persona hablando a distancia, o sonidos de la casa (timbre de la puerta, del teléfono, que llora el bebé...) entre otros. En lo visual, además de las ayudas ópticas y electroópticas, necesitan que la información a la que acceden de los productos de apoyo sea clara, contrastada y que los materiales no emitan brillos o deslumbren.

Como muchas de las personas tienen una discapacidad visual progresiva, es recomendable la compra de aparatos como despertadores e indicadores de sonido del hogar, que transmitan la información a través del tacto, de la vibración, en vez de destellos de luz.

Cuando no tienen restos ni visual ni auditivo para localizar la luz o escuchar el sonido amplificado, tienen que utilizar la vibración. Existen productos de apoyo como indicadores de sonidos que permiten conocer algunos sonidos del hogar gracias a la vibración del receptor que llevan consigo, cuando se activa uno de los transmisores de sonido colocados junto a cada fuente sonora. Además de los productos para personas ciegas a los que se accede por el tacto, pueden utilizar detectores de luz y relojes de pulsera y despertador por vibración