Estás en:

Sistemas alfabéticos

Se basan en el deletreo del mensaje, transcribiendo letra a letra el contenido del mismo. Para ello, cada letra del alfabeto tiene una representación y se ejecuta, en la gran mayoría de los casos, sobre la palma de la mano de la persona sordociega. En todos ellos se conserva la estructura propia de la lengua oral. Se trata de sistemas que permiten recibir la lengua oral a través del tacto y son, por tanto, los habitualmente utilizados por las personas sordociegas que se expresan oralmente para recibir los mensajes de sus interlocutores cuando su audición no lo permite. 

  • Sistema Dactilológico
    DactilológicoSistema de comunicación alfabético basado en el alfabeto para personas sordas con algunas modificaciones que lo hacen más fácilmente perceptible a través del tacto. Cada letra se corresponde con una configuración de la mano y de los dedos. Según el resto de visión de la persona con sordoceguera, el interlocutor lo realiza en el aire o en la palma, posibilitando un reconocimiento visual, visual-táctil o táctil de las letras. El emisor apoya una de sus manos en la palma de la mano de la persona con sordoceguera realizando las diferentes configuraciones, y viceversa.

Lo puedes ver fácilmente en el enlace al alfabeto dactilológicoWeb externa

  Mayúsculas sobre la palma
Mayúsculas en palma

El interlocutor escribe el mensaje deletreándolo con su dedo índice en letras mayúsculas, dibujando estas, una sobre otra, en la palma de la mano de la persona sordociega.

 

 

  •   El dedo como lápiz
    Escritura en mayúsculasConsiste en tomar el dedo índice de la persona con sordoceguera y se escribe con él como si fuera un lápiz. Se puede escribir en el aire, sobre la palma de la mano de la persona con sordoceguera, sobre la palma de la mano del interlocutor o sobre una superficie. La diferencia con respecto a las mayúsculas en la palma de la mano, es que este sistema del dedo como lápiz aporta una información diferente a la persona con sordoceguera a través de la memoria muscular y la propiocepción que puede resultar muy útil cuando la persona tiene afectado el tacto. 

Alfabeto dactilológico