Estás en:

Nuestra historia

Joven vendedor de los primeros tiempos de la ONCE (B/N)Cupón de 1953En la década de los años treinta del pasado siglo surgieron distintas asociaciones, pequeños grupos de personas ciegas que pusieron en marcha las primeras rifas como medio de vida en un país, por aquellos años deprimido social y económicamente. Habían surgido estas asociaciones fundamentalmente en Andalucía, Cataluña y Levante. Estas modestas rifas son el antecedente del actual Cupón de la ONCE, y estas asociaciones, tras su unificación, cimentaron los inicios esta Institución.Cupón de 1935 del Sindicat de Cecs de Catalunya

Así, tras un periodo de puesta en común y negociación con la Administración de entonces, nacía, el 13 de diciembre de 1938, la Organización Nacional de Ciegos Españoles. En su decreto fundacional, de esta fecha, se otorga  a la ONCE la explotación, para su digno sustento, del que se denominó cupón “prociegos”, cuyo primer sorteo se celebró el 8 de mayo de 1939.

 Estos primeros cupones -que se pueden contemplar en el Museo TiflológicoAbre Web externa en ventana nueva de la ONCE en Madrid-, constaban de tan sólo tres cifras, los sorteos eran provinciales y la gestión de la institución estaba en manos en buena medida de la Administración del Estado que nombraba al máximo responsable denominado “jefe nacional”. Habrá que esperar más de 40 años para que los ciegos españoles tomen las riendas del devenir de la ONCE.

Seguir leyendo:

Compartir en: