Líneas estratégicas de nuestra RSC

Reunión de trabajoLas líneas estratégicas en materia de responsabilidad social a seguir por la ONCE vienen definidas en un plan director que refleja nuestro compromiso con la ciudadanía, al incorporar acciones para la gestión responsable de todos aquellos asuntos que nuestros grupos de interés han considerado relevantes en materia ética, económica, ambiental y social y que nos permitan estar en mejor disposición de responder a sus expectativas.

La sostenibilidad operativa de nuestros servicios sociales

El fin primordial de la ONCE es la prestación de servicios sociales especializados a su colectivo de afiliados para garantizar su pleno desarrollo, igualdad de oportunidades, inclusión social y pleno ejercicio de sus derechos de ciudadanía. Los servicios sociales se prestarán con calidad, igualdad, equidad y objetividad.

Para poder cumplir nuestro fin y garantizar la satisfacción de las personas afiliadas hemos de buscar la optimización y eficiencia de nuestros recursos. Preservar y fortalecer nuestro modelo de servicios sociales.

Juego social y responsableKiosco de la ONCE en una zona urbana concurrida

La ONCE, como entidad y operador de prestigio y referencia en el mundo de lo social, debe mantenerse a la vanguardia en el desarrollo de políticas de juego responsable y en la protección de consumidores vulnerables.

Estas actuaciones deberán estar en línea con los principios de transparencia, integridad y confianza que conducen el desarrollo del negocio, y como respuesta al compromiso adquirido con la sociedad en general.

El desarrollo profesional del equipo

Dos trabajadores. DetalleLos empleados son el motor de nuestra Organización. Gestionar los recursos humanos es clave para el desarrollo de la actividad, ofreciendo condiciones de trabajo satisfactorias, una carrera profesional atractiva y estimulante, incluyendo aspectos como la no discriminación, la formación continua, seguridad en el trabajo y la igualdad de oportunidades, dando respuesta a expectativas profesionales y personales.

Existe una apuesta decidida y firme por la profesionalidad de todos los trabajadores y trabajadoras y por el alineamiento con los valores del Grupo Social ONCE (orgullo de pertenencia).

Buen gobierno y transparencia

El modelo de autogobierno de la ONCE está basado en un proceso electoral democrático y participativo. La opinión de sus colectivos de afiliados y empleados influye en los designios de la Organización, que somete a una evaluación periódica al equipo de gobierno de la ONCE. Esto es, los incentivos para conseguir los objetivos de la Organización y de sus afiliados y afiliadas están alineados. La supervisión por parte del Consejo del Protectorado requiere de transparencia y pulcritud en las actuaciones.

Hemos de asegurar el Buen Gobierno, la Gestión Ética y la Transparencia de la Organización. Incorporar medidas que refuercen un modelo de gestión socialmente responsable y ético, que contribuya al reconocimiento de la ONCEWeb externa.

La comunicación y la medición de la reputación

La protección de la marca ONCE es un aspecto esencial para la Organización en su labor como operadora de juego. La Organización es y debe ser una marca confiable que transmite credibilidad, respeto y es fácilmente identificable.

Hemos de seguir situando a la ONCE como un referente a nivel social, además de establecer herramientas que nos permitan medir nuestra reputación, mejorando y potenciando los canales y plataformas de comunicación interna y externa.

Compromiso con el entorno y gestión responsable de la adquisición de bienes y servicios

Hoy día se han incrementado las exigencias que ciudadanos e instituciones hacen a las empresas respecto a su responsabilidad hacia un entorno que es un bien colectivo esencial. Problemas relacionados con el mal uso de los recursos, la gestión de los residuos, o el calentamiento del planeta, entre otros factores, son los que han elevado la preocupación por el medio ambiente. Precisamente por ser ONCE una organización social, debe ser también pionera en el cuidado medioambiental. Se trata de producir mejor lo que consumimos y consumir de forma responsable. Nuestra Organización no tiene una relación directa con la energía pero sí tiene mucho trabajo que hacer en la lucha contra el cambio climático y la preservación del medio ambiente.  Hemos de minimizar el impacto medioambiental y reforzar la sostenibilidad en la cadena de valor.

Compartir en: