Estás en:

Servicios de Atención a la Educación Integrada

Una niña enseña a sus compañeros de aula la máquina PerkinsLos alumnos con ceguera o deficiencia visual cuentan con las adaptaciones necesarias y el apoyo de profesionales especializados. Son atendidos por el Servicio de Atención a la Educación Integrada, a través de los 33 Equipos Específicos de Atención Educativa a las personas con ceguera o deficiencia visual, cada uno de los cuales interviene en un ámbito geográfico que, generalmente, es provincial.

Estos Equipos Específicos forman parte de los recursos que la ONCE y las Administraciones Educativas de las Comunidades Autónomas establecen en los convenios de colaboración en materia educativa, y garantizan que los alumnos, sus familias y los centros donde se escolarizan reciban los apoyos necesarios.

Los Equipos Específicos tienen como objetivo asegurar que el alumno/a con discapacidad siga el currículo escolar oficial. Para ello, se aportan una serie de aprendizajes específicos necesarios para su desarrollo personal y social, utilizando las estrategias siguientes:

  • Asesoramiento al Centro y profesor de aula, para que pueda llevar a cabo las adaptaciones necesarias en el currículo escolar.
  • Facilitan al alumno aprendizajes específicos relativos a: atención temprana, estrategias relacionadas con la autonomía personal, habilidades sociales, ocio y tiempo libre, orientación profesional, etc.
  • Asesoramiento y orientación familiar.
  • Provisión de recursos adaptados, adaptación del puesto de estudio, de materiales escolares, ayudas técnicas o recursos personales que permitan el acceso a la información.

El objetivo es ayudar al alumno a conseguir un desarrollo y autonomía personal adecuados a su edad, que faciliten su proceso de inclusión escolar y social.

Áreas de intervención

  • Desarrollo evolutivo infantil: por medio de la atención temprana desde el nacimiento a los 6 años.
  • Autonomía personal: para realizar los desplazamientos y las actividades de la vida diaria con seguridad, autonomía y eficacia.
  • Estimulación visual, o técnicas específicas: para mejorar el funcionamiento visual.
  • Técnicas instrumentales básicas: en lectura, escritura y cálculo, en tinta (en vista) y en braille, y acceso y adiestramiento de los recursos tecnológicos y tiflotécnicos.
  • Ajuste a la discapacidad visual: para favorecer el proceso de aceptación de la discapacidad.
  • Intervención familiar: orientar y asesorar a la familia para favorecer el proceso de inclusión en todos los ámbitos, fomentar la autonomía del niño y la colaboración en el proceso educativo.
  • Tecnologías de la información y la comunicación: dotando de recursos tiflotecnológicos y adaptaciones de puesto de estudio.
  • Orientación educativa: a la hora de elegir los estudios a realizar, que faciliten su posterior integración laboral.
  • Ocio y tiempo libre: favoreciendo la participación activa en los diversos ámbitos socio-familiares, en actividades de tiempo libre y deporte.
  • Currículo escolar: adaptaciones precisas para que el alumnado con discapacidad visual pueda seguir el currículo escolar.

Además, para facilitar el acceso a los recursos generales del aula se contará con la Adaptación del Puesto de Estudio, en función de las necesidades de cada alumno o alumna.

 

Compartir en: