La Fundación ONCE para América Latina (FOAL) cumple 20 años e intensifica su labor educativa y de inserción laboral en 22 países hermanos

Casa de América acoge un patronato extraordinario con el director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi y una decena de embajadores

Fecha: 23/05/2018

La Fundación ONCE para América Latina (FOAL) acaba de alcanzar su XX aniversario con presencia en 22 países hermanos y centrada en elevar su labor de cooperación con las personas ciegas de América Latina, aunando esfuerzos con autoridades y tejido asociativo de la zona, y centrando esfuerzos en educación, formación e impulso al empleo.

Así quedó de manifiesto en la celebración que ha tenido lugar esta semana en la Casa de América de Madrid, donde se reunieron en un patronato extraordinario con la participación del director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi, el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Luis Tejada, y bajo la presidencia de Alberto Durán, máximo responsable de FOAL. Además, estuvieron presentes una decena de embajadores de estos países, agregados y consejeros, quienes coincidieron en destacar el empeño de la ONCE en sumar la discapacidad como algo transversal en todas las políticas que impulsa en América Latina.

 “Los valores solidarios europeos son esenciales, y trabajando juntos tenemos que ser capaces de demostrar sus grandes beneficios para todos. Por eso hoy aplaudo toda la acción que está desarrollando FOAL, que está consiguiendo reducir el número de gente que se queda atrás, cumpliendo el lema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de su Agenda 2030: no dejar a nadie atrás”, subrayó Manservisi.

Mientras, la senadora chilena, Isabel Allende, patrona de FOAL desde sus inicios, comenzó haciendo repaso de los 20 años de acción solidaria del Grupo Social ONCE en 22 países iberoamericanos, mejorando sustancialmente la vida de millones de personas ciegas o con grave discapacidad visual en el ámbito educativo, laboral y de inclusión social. “En América Latina existen hoy muchas barreras que dificultan la inclusión de estas personas, pero estos 20 años de FOAL han ayudado a transformar muchas realidades sociales y personales, incluida la mía, uniéndonos en el convencimiento de que todos contamos en la construcción de mejores sociedades”, aseguró.

FOAL Violeta: esfuerzos centrados en la mujer

Uniéndose a los programas específicos de atención educativa, empleo y rehabilitación que acumulan buenos resultados en estas dos décadas, el Patronato aprovechó el marco para presentar y aprobar dos nuevos programas dirigidos a jóvenes y mujeres.

El primero es el Programa de Movilidad Académica IBERFOAL, fruto del convenio marco firmado el pasado año entre la ONCE y  la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y que pretende promocionar la participación de estudiantes, profesores e investigadores ciegos o con deficiencia visual severa, así como con otras discapacidades en el marco iberoamericano de movilidad académica Campus Iberoamérica.

El segundo, ‘FOAL Violeta’, es el primer programa que de manera específica la Fundación pone en marcha con el objetivo de empoderar a las mujeres con discapacidad visual de toda la región latinoamericana, promoviendo el desarrollo de sus habilidades y capacidades a través del empleo y la formación, así como su participación en espacios de decisión política, tanto en el ámbito asociativo de la discapacidad como en la defensa de sus derechos. Un momento de la reunión del Patronato de FOAL

Este programa pretende además dar mayor visibilidad a la población de mujeres y niñas con discapacidad y sensibilizar a la población en torno a sus derechos, impulsando políticas públicas que garanticen cubran sus necesidades como colectivo. 

Con las personas sordociegas

El Patronato contó además con la presencia de la actual vicepresidenta de la Federación Mundial de Sordociegos (WFDB), la ecuatoriana Sonnia Margarita Villacrés, sordociega desde los 14 años, y licenciada en Psicología y Máster en Educación Especial, dedicada desde hace años a la atención educativa de niños y niñas con sordoceguera. 

Villacrés reclamó la ayuda de gobiernos y entidades para las personas ciegas y sordociegas de Latinoamérica, porque a pesar de las cada vez mayores ayudas recibidas, las necesidades aún son muchas. “Gracias a la FOAL, y al apoyo de otras entidades internacionales, las personas con sordoceguera estamos un poco mejor. Nos han proporcionado un horizonte de esperanza para continuar viviendo, pero necesitamos más capacitación de profesionales que atiendan a los niños y niñas con esta discapacidad tan severa”, manifestó.

Por último, y tras el mensaje de felicitación del secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Latinoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, el Patronato extraordinario se cerró con las intervenciones de los embajadores de países como Guatemala, Chile, Honduras, México, y Panamá, quienes destacaron la labor de FOAL y su espíritu de colaboración.

Mientras, la embajadora de la SEGIB, Mariangela Rebuá, anunció el desarrollo del I Programa Iberoamericano sobre Discapacidad, fruto de la colaboración con la ONCE, que se presentará en el marco de la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno a  celebrar el próximo noviembre en Antigua (Guatemala).

Sobre FOAL

La  Fundación ONCE para la Solidaridad con las Personas Ciegas de América Latina (FOAL) es la expresión solidaria de la ONCE para con los cinco millones de ciegos iberoamericanos, y cuyo objetivo es promover su plena integración, laboral y social. Creada en 1998, coopera con administraciones y entidades locales para conseguir una educación más justa e igualitaria; una mejora en la accesibilidad global; impulso al empleo para estas personas e incorporación de la discapacidad y la ceguera de forma trasversal en todas las políticas. Para más información: www.foal.es.