La Consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias visita la Delegación Territorial de la ONCE

Soledad Monzón conoce de cerca el modelo social de la ONCE y su Fundación, especialmente en aspectos relacionados con la educación, la cultura, el empleo, el acceso a la información y la práctica deportiva

Fecha: 24/01/2017

La Consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, ha visitado la Delegación Territorial de la ONCE. Ha estado acompañada por el Delegado Territorial, José Antonio López, el Presidente del Consejo Territorial, Miguel Ángel Déniz y las responsables de los Departamentos de Servicios Sociales para Afiliados de los dos centros directivos de la Organización en Canarias, Natalia García y Candelaria Darias.

La Consejera ha conocido de cerca la situación de la ONCE en las islas, sus logros y preocupaciones de futuro. Se ha analizado en profundidad la marcha del convenio vigente entre ambas instituciones, situando esta colaboración como constante, satisfactoria y fluida. No obstante, los responsables de la ONCE han solicitado a la consejera arbitrar fórmulas que permitan mejorar la formación de partida ante nuevas incorporaciones de profesionales a los equipos específicos de atención a personas con ceguera o discapacidad visual grave, que atienden a 279 alumnos en nuestra comunidad.

Igualmente, en la reunión han analizado el proceso de selección de los libros de texto en los centros, para ofrecer a los alumnos usuarios del sistema de lectoescritura en braille, un mejor y más ágil servicio. Otro asunto que preocupa a los responsables de la ONCE es la incorporación de las nuevas tecnologías en el mundo de la educación, con las suficientes garantías de accesibilidad. Si este factor tan importante se tiene en cuenta y se implanta con garantías para la inclusión, ésta será mucho más fácil en el futuro.

A lo largo de la visita, Soledad Monzón ha sido consciente en primera persona, durante unos instantes, de las dificultades a las que una persona ciega se enfrenta en la vida diaria, haciendo un recorrido por el edificio de la ONCE con los ojos cubiertos por un antifaz. Ha vivido por unos momentos qué supone para un alumno ciego sentarse tras un pupitre en cualquier colegio y no contar con las herramientas necesarias para desarrollar un currículo escolar con normalidad. Ha conocido las ayudas ópticas y técnicas con las que cuentan los jóvenes  estudiantes, aportación de la ONCE como adaptaciones para el puesto de estudio.

Por su parte, la consejera ha felicitado a la Organización por su trabajo, por el esfuerzo realizado a lo largo del tiempo, especialmente en esta etapa larga de colaboración constante con la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, siendo capaces ambas entidades de transformar y mejorar el modelo educativo de las personas ciegas y con discapacidad visual, de un modelo residencial que alejaba a los alumnos de su entorno familiar y social, al actual de plena inclusión. Reafirma el compromiso del Gobierno canario para continuar trabajando por la mejora en la calidad de la educación en la Comunidad, que redundará sin duda en la mejor atención a los alumnos, mayor profesionalidad si cabe, poniendo a disposición de toda la comunidad educativa los medios necesarios para que también sean atendidas las demandas que los responsables de la ONCE le han solicitado.