Impulso al Programa Iberoamericano sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en Argentina

El Grupo Social ONCE ostenta la unidad técnica de esta iniciativa que pretende contribuir a la inclusión de 90 millones de personas con discapacidad de Iberoamérica

Fecha: 08/06/2019
Miembros del Programa Iberoamericano junto a vicepresidenta Argentina

La última jornada de la II Cumbre Global de la Discapacidad celebrada en Buenos Aires (Argentina), sirvió para presentar por primera vez al público el Programa Iberoamericano sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, una iniciativa para contribuir a la inclusión de los 90 millones de iberoamericanos con discapacidad a través de políticas públicas que garanticen el pleno goce y ejercicio de sus derechos.

Tal y como se ha detectado, estas personas con discapacidad son excluidas de la vida política, económica y social. Sus índices de alfabetización, escolarización, acceso al mercado de trabajo y a la sanidad son sensiblemente inferiores a los del resto de ciudadanos de sus respectivos países. Asimismo, las barreras de accesibilidad, y las actitudinales, marginan a más del 80% de las personas que pertenecen a este grupo.

Santiago Ibarzábal, director de la Agencia Nacional de la Discapacidad de Argentina; Isabel Maldonado, de la Secretaría técnica Plan para Toda una Vida (Ecuador); Ana Peláez, en nombre del Grupo Social ONCE; Luis Díaz, de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB); y Ana Mohedano, de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social, fueron las personas encargadas de realizar la presentación del Programa, invitando a otros países a sumarse al mismo. Todos los miembros de este Programa recibieron al apoyo de la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, tras la clausura de la Cumbre.

El programa arrancó oficialmente en Quito (Ecuador) el pasado mes de mayo, tras la celebración del primer Comité Intergubernamental participado por expertos y responsables gubernamentales de Andorra, Argentina, Costa Rica, Ecuador, España, México y Uruguay, los países que de momento participan en el mismo y que afrontan conjuntamente los retos de las personas con discapacidad.

La iniciativa está presidida por Ecuador mientras que la unidad técnica corre a cargo del Grupo Social ONCE. Tiene seis líneas de acción: datos y estadísticas; igualdad y no discriminación; educación; empleo y protección social; empoderamiento de las organizaciones de personas con discapacidad; y salud.

Con este pionero Programa se busca que Iberoamérica actúe en conformidad con la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contenidos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, en particular en materia de reducción de las desigualdades.Ana Peláez, en la clausura de la Cumbre Global de la Discapacidad, en Buenos Aires

Las propuestas del Programa serán presentadas en la II Reunión Iberoamericana de Ministros de Asuntos Sociales – Innovación en el ámbito de la Discapacidad que tendrá lugar en Andorra en 2020.

Entre sus objetivos está consolidar un sistema de recopilación y gestión de datos sobre las personas con discapacidad; garantizar el acceso a la justicia y el reconocimiento igualitario ante la ley a todas las personas con discapacidad; garantizar el acceso, permanencia y éxito en el sistema general de educación, inclusivo en todos los niveles y respetuoso de la identidad cultural de la comunidad sorda; garantizar el goce pleno de los derechos laborales y sindicales de las personas con discapacidad en el ámbito público y privado; fortalecer las organizaciones de personas con discapacidad; y garantizar el derecho a la salud a las personas con discapacidad y mejorando el acceso a los servicios de promoción, prevención y atención especializada permanente y prioritaria.

El Grupo Social ONCE en la Cumbre

Un total de 6.000 personas asistieron a la II Cumbre Global de la Discapacidad en la que el Grupo Social ONCE tuvo de forma directa y paralela a este encuentro un papel destacado, explicando su modelo, único en el mundo, basado en impulsar la inclusión real de las personas ciegas o discapacidad visual grave, en ámbitos como la educación, el empleo y la accesibilidad, sin olvidar lo importante que son otros aspectos de la vida como el acceso al ocio, al tiempo libre o a las nuevas tecnologías.

El Grupo dispuso de un stand por el que pasaron cientos de personas dentro del centro de exposiciones. Ahí el Centro de Tiflotecnología e Innovación de la ONCE mostró los materiales más avanzados que mejoran el acceso de las personas ciegas o con discapacidad visual grave a la información y la tecnología, con productos y proyectos ya desarrollados como el lector de libros ‘GOLD’ o la aplicación ‘APOLO’ para dispositivos móviles que permite gestionar y acceder a las películas con audiodescripción.

En el ámbito educativo se explicaron el programa ‘EDICO’, primer Editor Matemático Accesible que permite al alumnado con ceguera o discapacidad visual grave seguir las clases más complejas de matemáticas, física o química en tiempo real; o ‘Braitico’, nuevo método con el que miles de niños y niñas de toda España pueden descubrir el braille de una manera divertida, cercana y sencilla. También se expusieron los últimos materiales tanto de uso educativo como general, que además de incluir el braille disponen de relieve, color y letra grande.

Además, durante la última jornada de la Cumbre, la Alta Comisionada para la Solidaridad y la Cooperación Internacional de la ONCE, Ana Peláez, participó en el acto de clausura donde explicó que “es muy importante poner en valor y trabajar en un bien común desarrollando políticas públicas para impulsar un modelo de derechos humanos frente al modelo asistencialista, donde las personas con discapacidad no se queden atrás”. En este sentido señaló que se debe escuchar a las propias personas dejando que participen de forma activa y directa.

“Además indicó que invertir en educación inclusiva y en la lucha contra los estereotipos es una garantía de futuro”, agregó, señalando que el Grupo Social ONCE es una organización singular, comprometida con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la economía social, con la cooperación internacional y que tiene presencia también en América Latina. “Quiere ser un instrumento a su servicio para sacar adelante las libertades fundamentales de todas las personas con discapacidad”, concluyó.