Francia califica el modelo de inclusión español de ejemplo a seguir

La responsable francesa de discapacidad, Sophie Cluzel, conoce el modelo socioeducativo y laboral del Grupo Social ONCE

Fecha: 27/02/2018

“El modelo de inclusión social de la discapacidad en España, liderado por el Grupo Social ONCE, es un buen ejemplo para transformar la situación de los 12 millones de personas con discapacidad en Francia”. Así concluía su visita a nuestro país la secretaria de Estado de Personas con Discapacidad de Francia, Sophie Cluzel, los pasados 22 y 23 de febrero, tras mantener un encuentro con responsables del Grupo Social ONCE, en la sede del Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE en Madrid.

La vicepresidenta del Consejo General de la ONCE de Asuntos Sociales, Patricia Sanz, junto al consejero general adjunto al presidente, de Cooperación y Relaciones Institucionales, presidente de ILUNION y vicepresidente ejecutivo de Fundación, Alberto Durán, y la consejera generel de Relaciones Internacionales y Expansión Exterior de la ONCE, Ana Peláez, encabezaron la delegación con la que Cluzel mantuvo una jornada de trabajo.

En el encuentro se le presentó el modelo de atención educativa, formación y empleo para personas con discapacidad visual de la ONCE; el papel de la Fundación ONCE como gestor del Programa Operativo de Lucha Contra la Discriminación del Fondo Social Europeo a través de la formación y el empleo para personas con discapacidad; y el compromiso con el empleo de las personas con discapacidad de las empresas ILUNION.

Con el objetivo de comparar las distintas formas de inclusión de las personas con discapacidad tanto en la escuela como en la empresa, su visita a España ha sido muy esclarecedora. “Quiero saber, a través del ejemplo español cómo podemos transformar más el sistema francés hacia la inclusión de las personas con discapacidad en el ámbito educativo y laboral. Por eso tenía mucho interés en encontrarme con la ONCE y con ILUNION y saber cómo lo están haciendo”, manifestaba tras la reunión.

Francia mantiene desde hace 30 años una ley de cuotas del 6%, que en el ámbito de la empresa privada alcanza un índice del 3,5 %. “Tenemos que reforzar el sistema francés para incidir más en las empresas y para eso queremos conocer las posibles palancas e incentivos para mejorar las posibilidades de contratación de las personas con discapacidad”, anadió. 

En este sentido, el modelo del laboral en el que el Grupo Social ONCE lleva trabajando desde hace años es, en su opinión, “único”, si bien precisó que “todavía necesito conocerlo mejor, ver cuales son las palancas económicas, la fiscalidad, los incetivos a las empresas y las ayudas a los  puestos de trabajo, creo que el de ILUNION es un modelo único y muy interesante”.

Paradigma educativo

Cluzel también se mostró gratamente sorprendida por cómo la ONCE viene trabajando la inclusión educativa de sus 7.500 estudiantes ciegos y también con las personas sordociegas. En su opinión, se trata de un modelo de gran calidad educativa para estos alumnos: “En España la cultura de la educación inclusiva es mucho más natural. Vemos que llevan mucho tiempo trabajando en la formación de los docentes y educadores, también en la mirada de la sociedad hacia las personas con discapacidad. Se trata de un modelo de escuela de calidad que es mucho más inclusiva que en otros países”.

Tras la reunión, la responsable de discapacidad del gobierno francés, cuya secretaría depende del primer ministro galo, tuvo la oportunidad de visitar las aulas de música y de sordoceguera del CRE madrileño de la ONCE e intercambiar opiniones tanto con los docentes, algunos de ellos ciegos totales, como con los alumnos.

De esta manera, conoció muy de cerca el  rol que desempeñan  estos centros de recursos educativos de la ONCE. “La mayor dificultad en Francia es cambiar la mirada hacia la persona con discapacidad y para eso tenemos que darle visibilidad. Tenemos un sistema institucional que ha hecho un buen trabajo pero, a la vez, ha protegido demasiado a las personas con discapacidad, y por eso creo que no hemos trabajado lo suficiente sobre el entorno para facilitar esa inclusión. La discapacidad todavía da miedo en Francia. Tenemos que transmitir a las personas que tienen una situación de discapacidad y a la sociedad en general que las personas con discapacidad  pueden acudir a los entornos ordinarios con un apoyo adecuado”.

La Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU y los Objetivos de Desarrollo Sostenible son también líneas de su actuación política.  “Tanto el presidente de la República , como el primer ministro tienen una clara voluntad de hacer cumplir estos parámetros internacionales. Estamos trabajando por un cambio completo de paradigma, precisamente para que la persona con discapacidad sea un ciudadano pleno y ejerza y disfrute de todos sus derechos”, concluyó.

Un objetivo, para el que Alberto Durán ofreció a Cluzel todo tipo de colaboración: “creo que esto que ella está haciendo tendrá muy buenos frutos en el futuro y nosotros estaremos ahí por si nos necesita”.