Estudiar 'fisio' en la ONCE, garantía de futuro

Alumno de fisioterapia aplicando corriente a un paciente

11/Abril/2022

Educación y empleo

La Escuela Universitaria de Fisioterapia de la ONCE (EUF-ONCE), adscrita a la Universidad Autónoma de Madrid, es un referente en la formación de fisioterapeutas en España y una iniciativa singular en el mundo entre las opciones universitarias para personas ciegas o con baja visión. Cada año convoca 24 plazas de nuevo ingreso. En estos momentos, se encuentra abierto el plazo de solicitudes de quienes deseen dedicar su vida profesional a la Fisioterapia y que opten por formarse en el centro mejor adaptado para ello. Una garantía de futuro.
 
La EUF-ONCE fue fundada en 1964, en respuesta a la iniciativa de una persona ciega emprendedora, José Luis González Nieto, quien cursó estudios de fisioterapia en un centro exclusivo para personas ciegas de Londres. Además de una oportunidad profesional y de vida propia, este emprendedor trajo a España una idea, un proyecto, una ilusión: crear una Escuela Universitaria para formar fisioterapeutas ciegos, a imagen de la escuela londinense. Esta idea caló y fue apoyada por la ONCE, constituyendo una apuesta de inserción laboral para personas con discapacidad visual en un campo, la fisioterapia, hasta entonces vetado. Se pasó de la prohibición para ejercer esa profesión por parte de personas ciegas a la excelencia de su aplicación por grandísimos profesionales.
 
Así surgió un proyecto que lleva vivo 58 años y que actualmente es singular en el mundo, gracias al apoyo y el compromiso de la Organización. La EUF-ONCE ha ido adaptándose a los cambios acontecidos en la profesión y en el desarrollo académico de la fisioterapia, siendo de las primeras escuelas de España en implantar el actual Grado en Fisioterapia.  El alto nivel reputacional nos precede y nos permite mantenernos en niveles muy competitivos.
 
Todo el equipo de la EUF-ONCE estamos altamente comprometidos con un objetivo común: formar a los mejores fisioterapeutas del mundo. Esto se traduce en unos elevados niveles de inserción laboral de nuestros egresados, que roza el cien por cien al año de finalización de los estudios; mientras que en el caso de estudiantes ciegos que optan por otras universidades no alcanza el 60%, según un estudio, que revela además que la tasa de abandono duplica a la de los estudiantes de la EUF-ONCE.
 
Para nosotros, la clave de este éxito radica en cuatro aspectos a los que otorgamos toda la importancia formativa:
 
1) Un bajo ratio de estudiante-profesor, que permite una atención personalizada de cada alumna y alumno.
 
2) Un mayor número de horas prácticas, superior a la media de otras universidades, ya que consideramos que “a hacer se aprende haciendo”.
 
3) Una metodología docente específicamente adaptada a las necesidades de las personas ciegas o con baja visión. De hecho, la mayoría de los profesores son fisioterapeutas con discapacidad visual, que trasladan su experiencia como profesionales ciegos a los estudiantes y se convierten en un espejo y demostración de capacidades.
 
4) Un alto nivel de exigencia. La filosofía que vertebra la formación es preparar profesionales mejores que el resto, con el fin de que puedan ser competitivos y la discapacidad visual no sea un hándicap en su desempeño competencial.
 
Beatriz Varas. Directora de la Escuela Universitaria de Fisioterapia ONCE 
 
Más información: www.once.es/euf
 

 

Compartir