Próxima parada, conexiÓN

Varios chicos comparten patio pero todos miran a su móvil

20/Mayo/2021

EDUCACION

Hoy les pedimos un esfuerzo de imaginación, que no es mayor del que han realizado unos estudiantes de entre 9 y 10 años. Supongan que viajamos en un tren de cercanías en el que el sonido del traqueteo habitual solo es interrumpido por la información de llegada de cada una de las estaciones, tras la tradicional fanfarria.. tin, ton, tin… En un momento dado, la locución habitual a dos voces dice: Próxima parada…Uso y abuso de la tecnología: correspondencia con… riesgo, ansiedad, insomnio, estrés, irritabilidad, violencia, fracaso escolar, ciberacoso, adicción, conflictos, adicción. Y un rato después: Próxima parada… Buen uso de la tecnología: correspondencia con … información, comunicación, trabajo cooperativo, universal, flexibilidad, inmediatez, cercanía, exito, innovación, conexión...   ¿En cuál se bajan? Parece claro y no se puede explicar de una forma más rotunda.  El buen uso de las tecnologías, especialmente por parte de los menores, conduce a la conexiÓN; el mal uso, nos aboca sin remedio a la adicción.                                                                                                                                                                                                     
Esta idea, convertida en un extraordinario montaje sonoro, pertenece a alumnos de cuarto de primaria, entre 9 y 10 años, del colegio “Villalkor” de Alcorcón que, en apenas un minuto, han sabido resumir de una forma muy gráfica el motivo por el que han sido los ganadores absolutos en su categoría del 37 Concurso Escolar del Grupo Social ONCE entre más de 152.000 alumnos y alumnas de toda España y más de 2.200 docentes participantes.
 
Dale al pause, evita el game overDe nuevo, los estudiantes nos han dado una lección sobre una temática que nos atañe a todos y, especialmente, a los más jóvenes: hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías y no un abuso que puede conllevar riesgos y consecuencias no deseadas. Durante todo el curso, han trabajado en las aulas con un lema muy original: “ConexiÓN, AdicciOFF. Esto no es un juego”, y han puesto el dedo en la llaga con sus ideas y sus iniciativas.
 
La conexión es un beneficio enorme para la sociedad en general y para cada uno de los ciudadanos en particular; para los más pequeños, cada vez más acostumbrados a este tipo de soporte educativo, cultural, social; para el teletrabajo, como se ha demostrado en estos tiempos de pandemia que nos toca vivir; para las personas mayores, a quienes las nuevas tecnologías pueden ayudar mucho en su día a día; y para las personas con discapacidad, aquellos que lo tienen un poco más difícil y que claman para que Internet, las tecnologías y todos los desarrollos de la sociedad de la información y la comunicación en la que vivimos no les dejen otra vez fuera. Sería una barrera terrible y muy difícil de superar, al ritmo actual de la innovación y la evolución.
 
Y, ahí, el Concurso Escolar del Grupo Social ONCE, que alcanza su 37 edición, se ha convertido en un estimulador de conciencias, en un formador de futuros sobre temáticas sociales que afectan, y mucho, a la ciudadanía y que, bajo el prisma de los estudiantes encuentran soluciones extraordinarias que bien podrían ser aplicadas por el mundo educativo y/o político. Durante 37 años, más de cinco millones y medio de estudiantes españoles han trabajado con esta realidad atractiva y social del ya histórico y reconocido Concurso Escolar de la ONCE, en forma de prácticas que se incorporan a las aulas con el cariño de los profesores y profesoras que lo hacen posible y que, junto a sus alumnos, consiguen ideas extraordinarias y aprendizajes de vida más allá del currículum.
 
En esta edición, han participado un total de 152.292 estudiantes y 2.219 profesores de 1.684 centros educativos públicos, concertados y privados, desde Primaria hasta Bachillerato, además de Educación Especial y Formación Profesional. Todo un logro y, mejor aún, un gran trabajo de sensibilización que tendrá sus frutos.  Lemas como “la tecnología te puede empujar a progresar pero nunca al vacío”; “Dale al pause, evita el game over”; un nuevo juego de “Pasapalabra” en el que las prácticas adictivas siempre pierden;  o una llamada telefónica que aísla en vez de unir, son ejemplos bien rotundos salidos de las aulas de todos los territorios, de todas las esferas sociales, de todos los niños y niñas que, en estos momentos, se enfrentan a esta realidad, y a quienes tratamos de dotar de capacidades para ganarse el futuro.
 
El mismo futuro que se quieren ganar en Madrid a finales de junio, gracias al buen uso de las tecnologías, más de 285 millones de personas ciegas que mirarán a la capital de España para participar en la Cumbre Mundial de la Ceguera  World Blindness Summit Madrid 2021  (@WBSMadrid2021).  Y sí, gracias al buen uso de las tecnologías, que van a conseguir que nos juntemos en Madrid, al menos de forma virtual, más de 1.500 personas ciegas o relacionadas con el entorno de la discapacidad visual de más de 120 países del mundo, para tratar los temas que nos importan: educación, accesibilidad, autonomía personal, empleo y, como no, tecnologías accesibles. Porque WBSMadrid2021 será un aldabonazo y elevará la voz de los ciegos para recordar que las tecnologías o son accesibles o no son nada, porque pierden la clave para la que nacieron: unir a las personas. Y en Madrid, vamos a unir mucho y a gritar muy alto, tanto como los chicos y chicas en las aulas, conexiÓN, conexiÓN, conexiÓN…para un futuro inclusivo y solidario para todos y todas, a buen seguro, gracias también a la tecnología.

 

Ganadores absolutos del 37CE

 

 

 
Compartir