Mil motivos para el reconocimiento mundial al braille

manos leen Braille

04/Enero/2019

Accesibilidad

Pedro y Alberto son técnicos braille y miembros de la Comisión Braille Española (CBE). Cada uno a su manera, reflexionan sobre la importancia del braille en sus vidas.

Pedro Ruiz Prieto, Técnico braille de la Comisión Braille Española (CBE):

Es muy importante que la ONU haya reconocido la importancia que tiene el braille. Puede parecer imposible que una cosa tan sencilla haya significado tanto para muchas personas. Con apenas 6 puntos en relieve se pueden formar caracteres braille que solos o combinados pueden representar infinidad de signos visuales que de otra forma no serían accesibles para las personas ciegas.

Hay otras ayudas que les permiten acceder a la información, como por ejemplo el sonido ya sea a través de las nuevas tecnologías o la lectura por parte de una persona que ve, pero esto no es información escrita y no es un acceso directo a la información. Imaginemos que las personas que ven no dispusieran de letras ni de textos impresos y tuvieran que acceder a la información a través de la comunicación oral. Muchos conocimientos serían difíciles de transmitir. Por esto aparecieron los sistemas de escritura hace aproximadamente 5 milenios. Para las personas ciegas, esto ha ocurrido hace apenas 200 años aproximadamente y ha sido a través del sistema de lectoescritura braille.

Al igual que ocurre con los sistemas de escritura visual, con el braille se puede acceder desde la información más sencilla y cotidiana de la vida diaria, pero que no carece de importancia, por ejemplo el nombre de un medicamento a utilizar, hasta las ramas del saber más complejo como matemáticas, fonética, idiomas, música, física, etc. que hace apenas unos siglos se creía que eran inaccesibles y terreno vedado para las personas ciegas.

Otra virtud de este sistema es que con él se pueden representar en relieve la escritura de los distintos idiomas que tienen representación escrita, independientemente de que sea mediante alfabetos, silabarios o logogramas.

Por todos estos motivos bien se merece que celebremos un día mundial del braille. Para ello ¡qué mejor día que el 4 de enero que también es el aniversario del nacimiento de su inventor, Luis Braille! 

Alberto Daudén Tallaví, usuario de braille:

La verdad es lo que ha dice Pedro está muy bien y además es importante y mucho, en el día a día de muchas personas pues está presente en multitud de situaciones de la vida cotidiana haciendo más fácil la vida a las personas ciegas como yo. Haciendo un repaso de las cosas cotidianas que hago cada día o me acontecen el braille está presente en:

  • Después de levantarme, me aseo en el baño y elijo el gel y la colonia que deseo utilizar porque sus envases están etiquetados en braille.
  • Luego me hago el café y elijo el que quiero porque está etiquetado en braille. También el envase de las galletas que quiero está etiquetado en braille.
  • En el pastillero que tengo etiquetado en braille sé que medicina he de tomar a esta hora.
  • Me gusta elegir la ropa que quiero llevar al trabajo. Mis camisas, mis pantalones y mucha de mi ropa tienen una etiqueta en braille con su color escrito.
  • Ya estoy listo para ir a trabajar. Como no quiero llegar tarde a la oficina consulto la hora en mi reloj que tiene marcas en relieve.
  • En el autobús en el que voy a trabajar pulso el botón de llamada que está etiquetado en braille.
  • Hago trasbordo y cojo el metro, aunque previamente he de comprar el billete en una máquina que está rotulada en braille.
  • Conozco el botón que tengo que pulsar cuando utilizo el ascensor porque el número de piso está escrito en braille.
  • Al llegar al trabajo me gusta tomar café antes de subir al despacho, así que elijo el que me gusta en la máquina de café que tienes etiquetas con texto escrito en braille. Así no me tomo un té que no me gusta.
  • Trabajo con un ordenador y puedo saber que información aparece en pantalla porque tengo una línea braille donde lo puedo leer.
  • También puedo utilizar un teclado braille virtual al pulsar en la pantalla de mi smartphone para tomar notas, escribir en redes sociales, anotaciones, etc.
  • Si alguna vez no puedo volver a comer por tener que trabajar por la tarde suelo ir a un restaurante que tiene la carta escrita en braille. Así puedo variar mi dieta.
  • Antes de volver a la oficina, si preciso dinero, puedo ir a un cajero automático y pedir dinero con mi tarjeta con total autonomía y gracias al braille.
  • Después de terminar el trabajo, puedo quedar con amigos para jugar a las cartas. Mis amigos ven pero yo puedo echarles un órdago sin problemas porque las cartas están rotuladas en braille.
  • ¡Ah se me olvidaba llamar a mi vecino! Menos mal que tengo su teléfono en una ficha escrita en braille.
  • Al llegar a casa, entre otras cosas, tengo que poner una lavadora. Elijo el programa que me conviene ya que la lavadora tiene marcas en relieve que me permiten elegir el programa de lavado más adecuado.
  • Al mismo tiempo que hago las tareas domésticas, me gusta oír música. Tengo cientos de CD y DVD. Sé cual elegir porque están rotulados en braille.
  • Después puedo sentarme un rato tranquilamente y tomarme una cervecita con mejillones en escabeche. Sé que la lata tiene mejillones en vez de sardinas porque está rotulada en braille.
  • Si quiero cenar algo caliente, mi cocina tiene marcas en braille en sus mandos y puedo manejarla sin ningún problema.
  • Lo mismo me sirve para preparar la comida de mañana y puedo medir la cantidad precisa de cada ingrediente porque tengo una jarra medidora rotulada en braille.
  • Antes de cenar me apetece leer un poco. Puedo hacerlo porque la novela que estoy leyendo ahora está escrita en braille.
  • También puedo hacer pasatiempos como crucigramas o sudokus en braille.

Estos son solo algunos de los ejemplos de cosas del día a día en que el braille está presente para facilitarme la vida. ¡Cómo no se iba a merecer un día especial!

 

 

ONCE Braille - Alimentos con su punto

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión para comentar