Mi primera experiencia en unos Juegos Paralímpicos

Alba posa sobre la escultura de los JJPP de Tokio

24/Agosto/2021

Deporte paralímpico

Hoy arrancan los Juegos Paralímpicos de Tokio. Para mí supone cumplir una ilusión y hacer realidad las muchas ganas que tenia de verme en Japón. 
 
Fue una sorpresa y algo inesperado que yo pudiera participar, y por eso estoy viviendo cada segundo de forma tan intensa. 
 
Entrenar en Tokio está siendo algo duro porque como hay tanta humedad enseguida rompes a sudar, algo que es bastante tedioso porque tienes que estar todo el día secándote. Sin embargo, me ha llamado la atención que no hace tanto calor en cuanto a temperatura. 
 
Justo ayer hemos podido pisar la pista por primera vez y es increíble porque hay muchísima gente de todos los países, de todos los colores y culturas. 
 
Es “superbonito” ver a tanta gente diferente con discapacidad haciendo lo mismo, comprobando que hay algo único que nos une, que es el deporte. 
 
Entrenar en la pista ha sido un poco locura por la cantidad de gente que hay, y más con mi resto visual. Tenemos que buscar espacios para dos, porque yo voy acompañada de mi guía Jonathan Orozco, y eso a veces es difícil. 
 
Otra de las cosas que me ha llamado la atención son los pisos donde estamos alojados y las camas de cartón que son bastante curiosas aunque, si tengo que destacar algo por encima de lo demás es el comedor: el primer día que entré me quedé alucinada porque parece una nave industrial ya que tiene dos plantas y, al margen de la cantidad de deportistas que nos cruzamos, hay todo tipo de comida. 
 
También hay que destacar la amabilidad de los japoneses porque siempre están con una sonrisa, te saludan incluso en español y son enormemente serviciales. Seguramente va en su cultura pero es muy llamativo cómo nos están tratando. 
 
En el piso donde estoy somos siete deportistas y la verdad es que nos organizamos genial. Tenemos la suerte de llevarnos muy bien, algo que facilita nuestra convivencia, lo que considero que es muy importante porque pasamos muchas horas aquí. 
 
Respecto al ambiente en la Villa todos los que ya han disfrutado de unos Juegos dicen que es diferente por el tema de la pandemia. No nos permiten juntarnos tanto, debemos llevar siempre la mascarilla y hay que tener especial cuidado. En cualquier caso conoces mucha gente y hablas con todo el mundo, lo que hace que se respire un ambiente deportivo precioso.
 
También es verdad que yo estoy aquí gracias a la pandemia, que me permitió tener un añito más de preparación y ser más madura a nivel competitivo, lo que ha permitido que me llegue antes el momento de debutar en unos Juegos Paralímpicos.
 
Ahora pondremos todo nuestro esfuerzo e ilusión en lograr competir al máximo y, con un poco de suerte, alcanzar buenos resultados. Las sensaciones son muy buenas y notamos detrás a toda España y a toda nuestra familia Paralímpica .
 
Atleta Paralímpica de la FEDC

 

Compartir