Con tu X avanzamos

Asunción Montero Presidenta de la Plataforma de ONG de Acción Social

13/Abril/2021

institucional

Por Asunción Montero
 
La asignación tributaria del IRPF es un importante instrumento de la Política Social del Estado en beneficio de las personas en situación de vulnerabilidad. Cada año, al realizar la declaración de la renta, las personas contribuyentes, tenemos la opción de decidir el destino de una parte de nuestros impuestos que nos han sido retenidos a lo largo del año. En concreto nos permite destinar un 0,7% de la cuota íntegra y esto es muy importante, sin que nos cueste nada. 
 
Al inicio de la pandemia de la COVID19, todo se paró. Sin embargo, gracias a las personas contribuyentes que marcaron la X Solidaria, las ONG se pusieron en marcha, aún más, para asistir a millones de personas que lo necesitaron. Cuando el riesgo de exclusión se multiplicó en nuestra sociedad, la acción por parte de las ONG también. Pero, desgraciadamente en 2021 la pandemia y la crisis continúan. Ante esta situación, una de las cosas que podemos hacer al realizar la declaración de la renta, es marcar la casilla 106 “Actividades de Interés Social” y ayudar así a millones de personas, porque como dice nuestro hashtag de este año, #ConTuXAvanzamos
 
Gracias a este sencillo gesto de marcar la casilla de la “X Solidaria” se pueden financiar programas que van dirigidos a las personas mayores, a las personas con discapacidad, a jóvenes, a mujeres, a las familias y a las personas migrantes, entre otros muchos. Son programas que, todos los años, atienden diferentes realidades concretas como puede ser la asistencia y el apoyo a personas mayores en centros de día o en sus domicilios; la ayuda a personas con discapacidad física, intelectual, así como a sus familias. 
 
Desde que la Plataforma inició en 2002 esta campaña de sensibilización, hemos pasado de 6.887.666 declarantes que marcaban esta casilla a 11.527.920 en 2020. En este sentido, es importante que las personas que marcan exclusivamente la casilla de la Iglesia sepan que si además marcasen la casilla de Actividades de Interés Social estarían favoreciendo el desarrollo de proyectos sociales de ONG vinculadas a la Iglesia Católica que también gestionan proyectos en el marco de la convocatoria de subvenciones del IRPF.
 
Sin embargo, cuando la persona contribuyente deja la casilla en blanco el Gobierno destina este dinero a los Presupuestos Generales del Estado y las personas contribuyentes pierden la oportunidad de decidir libremente sobre el destino de ese 0,7% de sus impuestos y con ello, la posibilidad de apoyar proyectos sociales que ayudan a personas que lo necesitan. 
 
Ahora lo fundamental es concienciar a la ciudadanía de que marcar la casilla “X Solidaria” es un gesto de compromiso y solidaridad con sus conciudadanas y conciudadanas que no cuesta nada, pero sí tiene un impacto directo en la vida de millones de personas que necesitan apoyo.
 
Porque con tu X, avanzamos. 
Compartir