Reconquistar las calles, ganar el futuro

Imagen de portada del Informe del Valor Compartido 2019

18/Agosto/2020

Actualidad institucional

 

Por Miguel Carballeda 
Presidente del Grupo Social ONCE

Hemos aprovechado los últimos días de julio y los primeros de este extraño agosto para presentar por todos los rincones de España el Informe de Valor Compartido 2019 del Grupo Social ONCE, que tiene un componente muy especial, pues refleja el buen comportamiento de un año en el que fuimos capaces de hacer grandes cosas, pero se presenta en otro, este 2020, marcado por una dura pandemia no conocida en nuestras generaciones, pero que será difícil de olvidar.

El impacto del coronavirus es una realidad a la que el Grupo Social ONCE, individual y colectivamente, se ha enfrentado y se enfrenta con nuestra mayor palanca de acción en 82 años de existencia: con la rotunda ilusión y la creencia firme de que esto lo superamos como hemos hecho siempre ante la adversidad, unidos, trabajando, sumando y siendo solidarios con quienes más lo necesitan.

En estas líneas se refleja la solidez social y económica con la que el Grupo Social ONCE cerró el ejercicio 2019. Visto ahora, son solo datos y realidades cotidianas pero, sin duda, muestran una situación que nos ha permitido afrontar la pandemia y sus efectos para nuestro entorno con algunas garantías y poder extender nuestra solidaridad a la ciudadanía desde todas las áreas: desde ONCE, ofreciendo cobertura a más de 72.000 personas ciegas afiliadas a la Organización, especialmente a los 14.000 mayores de 60 años que viven solos, o a los 7.500 estudiantes ciegos que lograron finalizar sus cursos y esperan ya conocer qué ocurrirá este nuevo ejercicio; desde Fundación ONCE, impulsando voluntariado social esencial en esos días y manteniendo el empleo y la formación como claves; o desde Ilunion, con mil compañeros, muchos con discapacidad, trabajando duro para lavar la ropa de los hospitales o residencias de mayores, realizando la limpieza de los mismos, o cediendo nuestros hoteles y otros centros para enfermos y sanitarios.

Ante la dureza con la que el Coronavirus ha golpeado a nuestra sociedad, a nuestras familias, a nuestros amigos y conocidos (para quienes queremos hacer llegar nuestro más solidario y cariñoso recuerdo), y ante el riesgo que perdura, os presentamos unos datos que son solo eso, datos, cifras y realidades que, sin embargo, nos han permitido llegar hasta aquí y afrontar con más garantías como Institución nuestros retos de presente (y este del Covid-19 ha sido de los grandes), y también de futuro.

De ahí nuestra insistencia en un concepto que, aún sin saberlo hace más de 80 años, nuestros mayores convirtieron también en una razón de ser de nuestra Institución y de nuestra tarea diaria: Iguales, para hoy, para mañana, en el empleo, en la educación, en la formación, en el ocio, en la cultura, en el deporte y en todos los ámbitos de la vida. Iguales como objetivo para, desde la diferencia de cada uno y el máximo respeto a las personas, ser iguales en derechos.

En un país que se enfrenta al paro como el más grave de nuestros problemas, nuestra mayor satisfacción es haber logrado siquiera paliar en parte sus efectos, arrancando de la inactividad en el año 2019 a un total de 11.340 personas, de las que 10.784 tienen discapacidad, mientras que 4.918 de estos puestos han sido ocupados por mujeres. Y, además, sumamos 935 contratos indefinidos que hemos hecho a agentes vendedores de la ONCE, todos ellos personas con discapacidad.

Dejen que eche un poco la vista atrás para contarles además que, en el periodo 2010-2019, el Grupo Social ONCE ha impulsado un total de 78.903 puestos de trabajo para quienes lo tienen más difícil, 78.903 historias de vida e inclusión real. Más rotundo, si me permiten: hemos sido capaces de crear 22 empleos diarios para personas con discapacidad en los últimos 10 años, algo que nos hace sentirnos razonablemente satisfechos.

Y lo hemos hecho con nuestro esfuerzo directo de generación de empleo pero, sobre todo, con la formación y educación y con la colaboración de muchas empresas e instituciones que han visto en las personas con discapacidad unos ciudadanos más a quienes valorar por su talento y su capacidad para trabajar. Sin ellos no habría sido posible.   

Nosotros tratamos de dar ejemplo y, en 2019, el Grupo Social ONCE concluyó con 72.693 trabajadores, de los que un 58% tenemos alguna discapacidad; y más de un 42% son mujeres. Somos el cuarto mayor empleador estatal no público y, en personas con discapacidad, el primero en España y en el mundo. De cada 277 personas que tienen la suerte de tener un empleo en nuestro país, una trabaja con nosotros.

Y todo ello, como ya conocen, lo hacemos con el mejor modelo de gestión de juego responsable que se conoce, que nos permite lograr unos ingresos que se destinan íntegramente a acción social. En 2019, los ingresos por las ventas de cupones y el resto de loterías de la Organización crecieron un 4,4%, mientras que las ventas de nuestras empresas sociales Ilunion lo hicieron un 5,8%, dos datos muy esperanzadores, de los que en el informe pueden ver más información.

Esto nos permitió que el Grupo Social ONCE destinara en 2019 un total de 265,1 millones de euros directos a inversión social dirigida a personas ciegas o con otras discapacidades.

Desde ONCE, hemos dado acogida a 3.202 personas que perdieron la vista en 2019 y les hemos facilitado una atención personalizada, a su medida; hemos entregado 131 perros guía; o incluido en las aulas a 7.495 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave; Fundación ONCE ha aprobado 2.116 proyectos de formación, accesibilidad y empleo para personas con discapacidad y distribuido como lluvia fina 104 millones de euros para hacerlo posible; y desde Ilunion hemos realizado una inversión de 63,8 millones de euros para seguir creciendo.

Después de tres meses de inactividad de nuestra área de ventas -entre el 15 de marzo y el 15 de junio pasado-, hemos vuelto a las calles con nuestros 19.000 centinelas de la ilusión que, poco a poco, van retomando el pulso de la ciudadanía, siempre a su lado; y nuestras empresas y Fundación ONCE recuperan igualmente su imprescindible tarea.

La incertidumbre de futuro permanece y es grande, pero el compromiso del Grupo Social ONCE y de sus gentes es aún mayor. Volveremos a reconquistar entre todos y todas las calles y a ganarnos el futuro como hemos hecho siempre, para compartirlo con toda la sociedad. No tengan ninguna duda de que lo lograremos porque #LaIlusiónPuedeConTodo.

 

IGUALES. Para hoy. Para mañana. Grupo Social ONCE

 

Compartir