La capacidad de ser capaces III

Miguel Carballeda

11/Junio/2020

Actualidad institucional

¡¡Estamos de vuelta!!

Estimados compañeros, estimadas compañeras:Lo hemos logrado. No teníamos ninguna duda que lo haríamos porque nuestra ilusión, ya lo sabéis, puede con todo.

Y porque, una vez más, hemos demostrado nuestra capacidad de ser capaces, aún en las más duras circunstancias. Por eso, no puedo estar más satisfecho de poder remitiros estas líneas, desde la emoción y desde la inmensa alegría del retorno y el reencuentro. Pero sí, lo hemos logrado de nuevo, lo hemos vuelto a hacer: volvemos a pie de calle; volvemos a nuestros trabajos; el día 15 de junio, volvemos “los iguales”.

Cuando el pasado día 14 de marzo, forzados por las circunstancias, las indicaciones gubernamentales y principalmente por nuestra propia responsabilidad, decidimos tomar la inédita medida de retirar a nuestra plantilla de vendedores y vendedoras de las calles no podíamos imaginar cual sería el camino por el que nos conduciría la crisis sanitaria.

Han pasado tres meses en los que como sociedad hemos vivido situaciones trágicas y muy dolorosas con la pérdida de muchas vidas. La mayoría de nosotros hemos tenido en nuestro entorno personas que han enfermado, y a lo peor, que han fallecido. Desde aquí quiero trasladaros todo el calor y el cariño, y de forma especial, quiero rendir un homenaje a algunos compañeros y compañeras, trabajadores y afiliados del Grupo Social ONCE que nos han dejado a causa del COVID-19. Su recuerdo será un acicate más para que nos esforcemos en trabajar por alcanzar cuanto antes la normalidad perdida.

¡¡Por fin!! El próximo día 15 de junio los vendedores y vendedoras de la ONCE, los verdaderos centinelas de la ilusión volverán a ponerse sus chalecos, a conectar su TPV y a repartir suerte por nuestras calles. Volverán a reencontrarse con su clientela, con los coproprietarios de nuestro proyecto, la ciudadanía de nuestro país.

Estoy seguro de que todos vosotros y especialmente los vendedores seréis un ejemplo en el desarrollo de vuestra labor profesional, utilizando todos los elementos de protección facilitados por la ONCE y que garantizan su seguridad y la de nuestros clientes. Somos conscientes del sobresfuerzo que supone manejar el TPV y nuestros productos, compatibilizándolo con la utilización de mascarillas, guantes, pantallas protectoras, geles... y, sin embargo, estamos convencidos de que nuestra vuelta a la calle será una muestra de cotidianidad, una mirada al pasado feliz y una apuesta por un futuro mejor que agradecerán nuestros conciudadanos.

En esta etapa de parón social, las gentes del Grupo Social ONCE hemos seguido activas como agentes secretos de la solidaridad. Hemos puesto a disposición de la Administración nuestros hoteles para ser medicalizados, hemos trabajado en la vanguardia de la lucha contra el virus en nuestras lavanderías asumiendo el lavado de ropa hospitalaria, hemos atendido a través de nuestros profesionales de servicios sociales las necesidades de nuestros afiliados, en especial de nuestros mayores, y hemos prestado servicios de todo tipo a ciudadanos y ciudadanas en situación de vulnerabilidad a través de nuestros voluntarios, a los cuales les agradecemos su compromiso. En definitiva, no hemos dimitido de nuestro papel en la promoción de la solidaridad y la riqueza social.

Una gran parte de nuestros trabajadores en ONCE, Fundación ONCE e Ilunion han estado afectados por un ERTE, medida ésta que, junto con muchas otras, han ayudado en gran manera a procurar la resistencia de nuestras tres áreas ejecutivas y a preparar el terreno para poder salir nuevamente a operar en los sectores económicos con suficientes garantías. En las próximas semanas, la gran mayoría de trabajadores y trabajadoras del Grupo Social ONCE volveremos a nuestros puestos de trabajo con energías renovadas y la ilusión de formar parte de una idea diferente, de un proyecto inigualable.

Por supuesto, que el impacto económico que conlleva la inactividad durante tres meses y la incertidumbre socio económica a la que nos enfrentaremos, marcarán nuestra gestión en el futuro más inmediato. Sin embargo, estamos en la parrilla de salida con muchas ganas de apretar el acelerador. Somos conscientes de que el circuito presentará importantes obstáculos y difíciles curvas que hoy ni siquiera conocemos, pero partimos con las ventajas que nos ofrece nuestro demostrado talento, nuestro inconformismo genético y nuestra cohesión interna.  Además, vamos sobrados de combustible compuesto de ilusión, emoción y cariño. Toda la familia de la ONCE formamos un vehículo social imposible de detener.

Tenéis mi compromiso personal de que los responsables del Grupo Social ONCE van a estar más cerca que nunca de los trabajadores. Cuando decimos que somos capaces de ser capaces reivindicamos nuestra historia y el valor añadido que aportamos a España, al país de la ONCE. Tenemos motivos para estar satisfechos de lo hecho hasta ahora, pero sobre todo tenemos sobradas razones para estar orgullosos de lo que somos.

Nunca le dimos la espalda a un reto que supusiera mejorar la vida de la gente que lo tiene más difícil. Por eso, si antes de la aparición del COVID-19 éramos casi 73.000 trabajadores, ahora nos ponemos el objetivo de llegar, en cuanto sea posible, a los 75.000. Crear empleo es la mejor respuesta que el Grupo Social ONCE puede ofrecer a la sociedad española en momentos tan complicados como los que previsiblemente se acercan. La ciudadanía española siempre está a nuestro lado porque sabe que no les fallaremos. Y creedme, no lo haremos.

Finalizo dejando patente mi expreso reconocimiento a la comprensión y el compromiso demostrado por todos los afiliados y trabajadores de ONCE, Fundación ONCE e Ilunion y al esfuerzo, que seguro haremos todos, por reconquistar las calles y volver a ganarnos el futuro. Hace más de 81 años decidimos que queríamos tener un motivo para salir de casa todos los días, el próximo 15 de junio volveremos a las calles y plazas de toda España, no será fácil, nunca lo ha sido, pero “la ilusión puede con todo”.

Muchas Gracias, Mucha Salud, y Mucha Suerte!!!

Miguel Carballeda, presidente del Grupo Social ONCE

 

Compartir