17 Bienal de Teatro de la ONCE: tesón, talento y esfuerzo

Collage de grupos actuando en la 17 Bienal de Teatro de la ONCE

02/Abril/2019

CULTURA

Acabamos de clausurar la 17 Bienal de la ONCE , en la que hemos ofrecido un total de 16 espectáculos en 15 localidades de Extremadura.

Cáceres, Plasencia, Mérida, Almendralejo, Montijo, Villanueva de la Serena, Llerena, Don Benito, Navalmoral de la Mata, Trujillo, Puebla de la Calzada, Olivenza, Jerez de los Caballeros, Zafra y Badajoz  han conocido y compartido el panorama teatral ONCE y este,  en su cómputo global, es muy alentador. Las agrupaciones teatrales de la ONCE gozan de una excelente salud artística debido, principalmente, al entusiasmo apreciado en los montajes, con un denominador común: el esfuerzo en profundizar, investigar e innovar, sin complejos,  por las evidentes limitaciones que afectan a la gran mayoría de los actores y actrices afiliados, en todos los ámbitos que abarca el universo teatral (puesta en escena, interpretación,…).

El carácter no profesional del movimiento teatral ONCE no ha dificultado ni ha impedido obtener unos resultados más que notables en todos los montajes presentados pero algunos, como por ejemplo los espectáculos de las agrupaciones “Orozú” de Cádiz, “Valacar” de A Coruña, “Múxicas” de  Ourense o “La Ruina” de Albacete, han alcanzado un nivel en sus propuestas superior a muchos montajes profesionales que actualmente se están exhibiendo en los circuitos nacionales, y otros, como los de los grupos “Sa Boira” de Mallorca, “Tiflonuba” de Huelva, “Jacaranda 11” de Granada, “Antígona” de Las Palmas de Gran Canaria, “La Luciérnaga” de Madrid y el invitado y anfitrión de este año, “La Porciúncula” de Badajoz, con unas propuestas afinadas y enérgicas, que han subido el listón de la calidad artística de nuestro festival de forma muy contundente .

Porque lo que hemos vivido estos días, básicamente, a partes iguales, ha sido el de tesón, el talento y el esfuerzo, el valor seguro que ha hecho posiblemente de esta 17 Bienal de Teatro ONCE una de las mejores ediciones hasta la fecha en términos estrictamente artísticos. Aunque la tierra que nos ha acogido y el entusiasmo de su público, también nos ha permitido vibrar y comprobar que, a otros niveles, también ha sido una de las mejores bienales que hemos ofrecido.  

Las claves del éxito de estos espectáculos radican en la gran complicidad entre los actores y la propuesta artística de la dirección, que consigue puestas en escena muy originales, atractivas, sugestivas,  siempre a favor de obra y, sobre todo, a favor de las capacidades de los actores, creando ejercicios lúdicos en los que la diversión de los componentes no está reñida con la disciplina necesaria para afrontar retos como los programados. Celebramos el Día Mundial del Teatro de la mejor manera posible, haciendo teatro en un teatro. Gógol, Zorrilla, Jonson, Lorca, Molière, Mihura son sólo algunos de los dramaturgos que han creado personajes para que nuestras actrices y nuestros actores ciegos les den alma, voz y cuerpo y, de esta forma, el público les vea, les sienta y les disfrute.

No hay nada más terapéutico que meterse en la piel de otro y sentir lo que que otros sienten, pero también es terapéutico sentarse a observar las vidas ajenas y no tan ajenas que te ofrece un escenario, para hacerte reír, pensar y emocionar para reflexionar sobre tu propia vida. Con el teatro todos ganamos, los que salen a hacer y los que se sientan a ver.

Celebramos con esta bienal más de 30 años sobre los escenarios y esperamos poder celebrar otros tantos con el mismo entusiasmo y entrega como hasta ahora. ¡Mucha mierda!

 

Esteve Ferrer

Director artístico de la 17 Bienal de teatro ONCE

Compartir