Web de la ONCE

Estás en:

Grupo I. Personas con sordoceguera congénita

En este grupo se incluyen las personas que nacen con la visión y la audición gravemente afectadas por causa pre- o perinatal, o aquellas que se quedan sordociegas al poco de nacer, en el período en el que aún no se ha desarrollado el lenguaje.

Causas más frecuentes

Causas prenatales:

  • Infecciones intrauterinas (rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, sífilis, sida, etc.).
  • Hábitos maternos inapropiados (alcoholismo, drogadicción).
  • Fármacos.
  • Patologías maternas.
  • Desórdenes genéticos.

Causas perinatales:

  • Traumatismos perinatales (fórceps, partos complicados, parálisis cerebral...).
  • Prematuridad con complicaciones.
  • Hiperbilirrubemia.

Causas posnatales:

  • Meningitis bacteriana compleja.
  • Traumatismos.

Características generales

  • Si no hay intervención, las personas con sordoceguera congénita no desarrollan comunicación o se comunican de forma elemental mediante gestos naturales. En ocasiones, si hay resto auditivo funcional pueden utilizar palabras aisladas o frases cortas.
  • Con frecuencia, presentan rituales autoestimulantes o comportamientos problemáticos, derivados, en muchos casos, de la deprivación estimular a que están expuestos.
  • Se suelen encontrar en centros de educación especial o están en su casa hasta que entran en contacto con un programa específico para sordociegos.
  • Si no hay restos auditivos o visuales, viven en un mundo inconsistente, no saben lo que hay o sucede a su alrededor.