Web de la ONCE

Optimización visual

Existe un gran número de personas con patologías visuales que no han perdido totalmente la visión y entran a formar parte de un colectivo conocido como de baja visión.

Potenciar el uso del resto de visión significa optimizar su funcionamiento, para utilizarlo en todas las tareas que se realizan habitualmente: escribir, leer un libro, la correspondencia personal, las etiquetas de los precios, los números de teléfono, el rótulo de una calle, de un portal, de un autobús, etc.

Este objetivo se consigue mediante una atención personalizada que, partiendo de sus posibilidades visuales, necesidades e intereses, es proporcionada de manera individual por un equipo de especialistas integrado por oftalmólogo, óptico y técnico de rehabilitación.

El proceso incluye:

  • Entrenamiento en el uso de las ayudas ópticas, electrónicas y no ópticas más adecuadas.
  • Orientación para la integración de estas ayudas en la vida cotidiana.

En los siguientes documentos se puede acceder a una descripción de la funcionalidad de las diferentes ayudas ópticas, electrónicas y no ópticas así como a las técnicas y habilidades visuales que se se entrenan:

Descripción de ayudas ópticas, no ópticas y electrónicas.

Técnicas y habilidades visuales.