Web de la ONCE

Estás en:

Legislación y recomendaciones

Desde todas las Comunidades Autónomas se han regulado los derechos y obligaciones en esta materia. En ellas se dictan que para que un usuario de perro guía pueda acceder a todos los establecimientos públicos y medios de transporte es preciso cumplir con todas las obligaciones higiénico-sanitarias requeridas por la normativa vigente y, en consecuencia, se establecen graves sanciones para aquellos locales o transportes públicos en los que se impida el acceso a los usuarios de perros guía.

A continuación le indicamos algunos consejos prácticos sobre el trato con perros guía:

  • Nunca se debe distraer a un perro guía cuando está trabajando.
  • Nunca se debe ofrecer comida.
  • Nadie debe sentir temor ante un perro guía: son animales dóciles y muy bien educados.
  • No deje suelto a su perro cuando se acerque a una persona con discapacidad visual con su perro guía. Los perros se saludan, con mayor o menor efusividad, y pueden provocar algún accidente.
  • Nunca toque el arnés de un perro guía. Sólo debe hacerlo el usuario.
  • La salud de un perro guía es excelente y su control veterinario exhaustivo.
  • Todas las personas con discapacidad visual acompañadas de perros guía tienen garantizado, mediante disposiciones legales, el acceso a los lugares, alojamientos, locales y transportes públicos.

Los perros guía son animales amistosos. Requieren atención y afecto y si no están trabajando, agradecerán cualquier muestra de simpatía y cariño.