Web de la ONCE

Estás en:

Servicios de atención directa

La utilización de estos servicios depende de las necesidades que presente cada alumno, en cada momento, durante su escolaridad.

Servicios de Atención a la Educación Integrada

La mayoría de los alumnos con ceguera o deficiencia visual grave se escolarizan actualmente en los centros ordinarios de su entorno y siguen el mismo currículo escolar, las mismas asignaturas y realizan las mismas pruebas de evaluación. Pero, siempre, con las adaptaciones necesarias y el apoyo de los profesionales especializados. Estos alumnos son atendidos por el Servicio de Atención a la Educación Integrada, a través de los 33 Equipos Específicos de Atención Educativa a las personas con ceguera o deficiencia visual, cada uno de los cuales interviene en un ámbito geográfico que, generalmente, es provincial.

Estos Equipos Específicos forman parte de los recursos que la ONCE y las Administraciones Educativas de las Comunidades Autónomas establecen en los convenios de colaboración en materia educativa para la atención a personas con ceguera o deficiencia visual grave. De esta forma, los alumnos, sus familias y los centros donde se escolarizan reciben por parte de la ONCE y la Administración, a través de dichos Equipos Específicos, los apoyos necesarios, en función de sus necesidades.

La escuela y la práctica educativa se perfeccionan y enriquecen con la atención a estos alumnos.

Los Equipos Específicos tienen como objetivo asegurar que el alumno/a con discapacidad siga el currículo escolar oficial. Para ello, se aportan una serie de aprendizajes específicos necesarios para su desarrollo personal y social, utilizando las estrategias siguientes:

  • Asesoramiento al Centro y profesor de aula, para que pueda llevar a cabo las adaptaciones necesarias en el currículo escolar (materiales, metodología, procedimientos de evaluación, entorno físico del aula, priorización y refuerzo de determinados objetivos, etc.).
  • Facilitación al alumno de aprendizajes específicos relativos a: atención temprana, estrategias relacionadas con la autonomía personal, habilidades sociales, ocio y tiempo libre, orientación profesional, etc.
  • Asesoramiento y orientación familiar. Las familias reciben apoyo y orientación técnica, además de recursos y materiales adaptados. La tutoría para familias constituye una pieza esencial en el desarrollo integral de los niños con discapacidad.
  • Provisión de recursos adaptados, adaptación del puesto de estudio, de materiales escolares, ayudas técnicas o recursos personales que permitan el acceso a la información.

Los Equipos Específicos están compuestos por diferentes profesionales (maestros y profesores, técnico de rehabilitación, instructor tiflotécnico, trabajador social, etc.) que atienden a los alumnos que presentan necesidades derivadas de su situación visual, con independencia de su edad o etapa escolar.

El objetivo es ayudar al alumno a conseguir un desarrollo y autonomía personal adecuados a su edad, que faciliten su proceso de inclusión escolar y social.

Para ello, se abordan diferentes áreas de intervención, necesarias para el desarrollo de cualquier alumno, pero que requieren de técnicas didácticas y recursos específicos para el aprendizaje de los alumnos con ceguera o deficiencia visual. Entre otras, destacamos:

  • Desarrollo evolutivo infantil: por medio de la atención temprana desde el nacimiento a los 6 años se realiza el seguimiento de la adquisición de las habilidades físicas e intelectuales que permitan alcanzar al niño el máximo de sus potencialidades y las señales de alarma o indicadores de trastornos del desarrollo o conducta.
  • Autonomía personal: para realizar los desplazamientos y las actividades de la vida diaria con seguridad, autonomía y eficacia.
  • Estimulación visual, o técnicas específicas: para mejorar el funcionamiento visual.
  • Técnicas instrumentales básicas: destrezas indispensables en lectura, escritura y cálculo, en tinta (en vista) y en braille, que posibilitan la adquisición de nuevos aprendizajes en las diferentes áreas curriculares y el acceso y adiestramiento de los recursos tecnológicos y tiflotécnicos.
  • Ajuste a la discapacidad visual: para favorecer el proceso de aceptación de la discapacidad.
  • Intervención familiar: orientar y asesorar a la familia para favorecer el proceso de inclusión en todos los ámbitos, fomentar la autonomía del niño y la colaboración en el proceso educativo.
  • Tecnologías de la información y la comunicación: dotando de recursos tiflotecnológicos y adaptaciones de puesto de estudio.
  • Orientación educativa: favorecer una adecuada elección de los estudios a realizar, con el fin de facilitar la integración laboral de las personas afiliadas a la ONCE.
  • Ocio y tiempo libre: contribuir a la integración e inclusión mediante la participación activa en los diversos ámbitos socio-familiares, en actividades de tiempo libre y deporte.
  • Currículo escolar: adaptaciones precisas para que el alumnado con discapacidad visual pueda seguir el currículo escolar.

Además, para facilitar el acceso a los recursos generales del aula se contará con la Adaptación del Puesto de Estudio, en función de las necesidades de cada alumno o alumna.

Cuando un alumno/a necesita una atención más intensa específica y concentrada en el tiempo, utiliza los Servicios de Escolarización Combinada/Compartida o el Servicio de Escolarización Transitoria.

Servicio de Escolarización Combinada/Compartida

En el Servicio de Escolarización Combinada/Compartida el alumno, que está matriculado en el centro ordinario de su entorno, acude al Centro de Recursos Educativos de la ONCE porque necesita recibir una atención más específica e intensa en algún área relacionada con su ceguera o deficiencia visual grave: lectoescritura braille, técnicas de autonomía personal, o programas de acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Este tipo de programas se diseñan de forma ajustada a las necesidades del alumno y la disponibilidad de tiempo y de recursos.

Desde este servicio también se ofertan cursos o programas intensivos para grupos de alumnos y alumnas con características similares y con necesidades en temas relacionados con áreas específicas derivadas de su situación visual.

El Servicio de Escolarización Transitoria

El Servicio de Escolarización Transitoria se presta sólo en el Centro de Recursos de la ONCE en Madrid que dispone de un Centro Escolar. Se utiliza cuando el alumno/a, para poder continuar su escolaridad en un centro de su entorno, necesita adquirir unos aprendizajes, destrezas y técnicas instrumentales previos. Para ello, debe permanecer en el centro escolar del CRE durante un periodo de, al menos, un curso escolar completo.

Todos los alumnos, independientemente de su modalidad de escolarización, tienen un Plan Individualizado de Atención, coordinado por un maestro o profesor, quien planifica, según las necesidades y características del alumno (edad y etapa educativa, situación visual, etc.) los objetivos, áreas de intervención y profesionales que intervendrán. Además, el equipo asesora a la familia y al centro escolar y se coordina con todos los integrantes de la comunidad educativa.