Web de la ONCE

Estás en:

XVI PREMIOS MAX DE LAS ARTES ESCÉNICAS

Los grupos de teatro de la ONCE, Premio Max Aficionado 2013

Logotipo XVI Premios Max de las Artes Escénicas

Por su contribución al fomento del teatro amateur, la creación de nuevos públicos y la promoción de las Artes Escénicas durante más de 25 años

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas concede por unanimidad el Premio Max Aficionado 2013 a los grupos de teatro de la ONCE, en la XVI edición de los galardones impulsados por la Fundación Autor de la SGAE, por su contribución al fomento del teatro amateur, la creación de nuevos públicos y la promoción de las Artes Escénicas durante más de 25 años. La ONCE recibió el galardón el 13 de mayo dentro de la ceremonia de entrega que se celebró en las Naves del Español, Matadero-Madrid. “Este premio es muy importante para nosotros porque distingue el trabajo que llevamos haciendo desde hace muchos años. Nos sirve como motivación y para dar una mayor visibilidad a lo que hacen nuestros grupos de teatro, que se reconocen igual que cualquier otra compañía amateur”, declaró Patricia Sanz, directora general adjunta de Servicios Sociales para Afiliados de la ONCE.

En 2013 la ONCE cumple su 75º aniversario. Desde su creación en 1938, ha crecido como institución prestadora de servicios hasta convertirse en un referente internacional en la atención integral de las personas ciegas y deficientes visuales y en su inclusión social. En el caso de las Artes Escénicas, la ONCE se ha centrado en que sus afiliados disfruten del hecho cultural, como agentes creadores, y no solo como meros espectadores. Con más de un cuarto de siglo de trayectoria, sus compañías se han constituido como una referencia de superación personal y como una experiencia de integración. Desde las representaciones escolares de antaño al teatro aficionado de hoy, hay un largo recorrido acompañado de muchos esfuerzos y de un proceso de evolución constante. Prueba de ello ha sido potenciar que estos colectivos se integren en asociaciones culturales, al igual que otras muchas compañías de carácter aficionado.

Una representación teatral constituye para una persona ciega o deficiente visual un reto de superación personal y es un modo de enfrentarse a las propias limitaciones de sentirse uno más. Además, cuenta con evidentes beneficios: la movilidad, la educación del gesto, la postura, la seguridad, la autoestima, el reconocimiento, la integración grupal y social y la autonomía personal, que crece paralelamente a su grado de inclusión en la sociedad.

El teatro y su experiencia, así como todo lo que le aporta la necesaria interacción con otros actores y actrices con o sin discapacidad, le faculta como miembro pleno de las Artes Escénicas. Por esta razón, la ONCE impulsa y promueve la incorporación y participación de estos grupos de teatro aficionado en los circuitos culturales que ya existen en nuestro país, evitando crear un circuito paralelo que diferencie y aísle su creatividad.

Apuesta por la solidaridad y por la profesionalidad

Sin abandonar su carácter amateur, la ONCE ha tratado de dotar a estos grupos con el rigor técnico y profesional necesarios para la consecución de sus objetivos. En la actualidad, cuenta con un total de 365 actores y actrices en 29 compañías a lo largo de la geografía española. Entre ellos, Homero, en Sevilla; Muxicas, en Orense; Sa Boira, en Baleares; Antígona, en Las Palmas de Gran Canaria; La Balandra, en Cartagena; Egar Show, en Terrasa; Samaruc Teatre, en Valencia; Orozú, en Cádiz; La Porciúncula, en Badajoz; Valacar, en la Coruña; La Luciérnaga, en Madrid u Oroimenak, en San Sebastián. Asimismo, organiza también jornadas de formación teatral y promueve investigaciones y publicaciones especializadas que acercan la discapacidad visual al teatro y viceversa.

En este sentido, casi 90.000 personas han asistido a las bienales de Teatro ONCE que se han celebrado hasta ahora. Valladolid, en su primera edición, y posteriormente, Granada, Palma de Mallorca, Sevilla, Barcelona, Tarragona o Málaga, por citar algunas, han acogido esta iniciativa que ha contado con la participación de prestigiosos nombres de las Artes Escénicas como José Monleón, Francisco Nieva, Emilio Gutiérrez Caba, Esteve Ferrer, Fermín Cabal, Adolfo Marsillach, Mario Gas, Albert Boadella, José María Benet i Jornet o José Sanchis Sinisterra. En este 2013, entre los días 16 y 20 de abril, tuvo lugar la XIV edición, con la participación de diez grupos, 120 componentes y dieciocho actuaciones, en trece auditorios de diferentes poblaciones de Cataluña.

Seis premios especiales

Además de las 23 categorías a concurso, existen otros seis premios especiales: el Premio de Honor, el Premio Iberoamericano y el Premio Nuevas Tendencias, por designación directa del comité organizador; el de la Crítica y al Espectáculo Revelación, que fallaron sus respectivos jurados; y el Aficionado, que otorgó el comité organizador, tras estudiar las diferentes propuestas recibidas, y que se ha incorporado este año por primera vez con el objetivo de reconocer la trayectoria de una persona o entidad pública o privada en el ámbito amateur que haya contribuido al fomento de nuevos públicos, a la difusión de la creación dramática y al impulso de los profesionales del futuro.

Los Premios Max, cuyo galardón está diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1999), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español, dado que son los propios profesionales del teatro y la danza quienes integran el cuerpo electoral, una seña más de su indiscutible singularidad.

Este carácter democrático y coral, esencia del mundo escénico, goza de una continuación en la elección de la ciudad donde tienen lugar desde su origen en 1998: Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Valencia, Vigo, Zaragoza, Guadalajara, Las Palmas de Gran Canaria y Córdoba han organizado los galardones hasta la fecha. La ciudad de Madrid la que acogió la ceremonia de la XVI edición de los Premios Max de las Artes Escénicas el día 13 de mayo de 2013.