Web de la ONCE

Estás en:

Noticias sobre el braille

¡Bienvenidos a la página de noticias sobre el mundo del braille!

Aquí encontraréis nuestro boletín semestral y noticias de interés sobre los nuevos documentos técnicos que se van publicando, las iniciativas más interesantes en el etiquetado de productos y servicios, así como de cualquier otro tipo de actividad relacionada con la promoción del braille.

El braille es de todos

Una sentencia en firme a favor de la ONCE confirma, una vez más, que el sistema braille no es patentable ni es patrimonio de ninguna actividad comercial.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Cáceres declaró el pasado 30 de diciembre de 2014 “la nulidad de total” de un modelo de utilidad (un tipo menor de patente) que pretendía hacer exclusivo el uso del sistema braille cuando aparece en combinación con caracteres visuales impresos en cualquier tipo de producto, desde un medicamento a una tarjeta de visita. Más recientemente, el 16 de abril de este año, el mismo juzgado se reiteró en su fallo y ordenó solicitar a la Oficina Española de Patentes y Marcas la cancelación de la patente y la eliminación de la misma de todos sus registros. Este fallo (nunca un fallo estuvo más acertado) a una denuncia interpuesta por la ONCE es, en realidad, la constatación de que los únicos propietarios del sistema braille de lectoescritura son sus usuarios.

Del mismo modo que nadie puede patentar el alfabeto latino, el cirílico, el griego o las posturas de las manos al hablar en lengua de signos, el sistema de lectoescritura braille ―además de llevar inventado casi doscientos años y de haberse utilizado en combinación con caracteres visuales desde hace décadas― no puede convertirse en un producto comercial que limite el acceso a las personas con discapacidad visual a los productos en que aparece.

La Comisión Braille Española y, por ende, la ONCE, han peleado desde su fundación por todo lo contrario: porque el braille esté presente en todos aquellos productos que, siendo de utilidad para todos los ciudadanos, solo incluían información impresa en caracteres visuales. Desde un analgésico a una papeleta de voto, o desde una botella de vino a una tarjeta de visita, la Comisión Braille Española ha fijado y sigue fijando las normas que definen la correcta impresión del sistema braille en envases, cartelas, tarjetas o etiquetas, con el fin de que sean legibles y cumplan su función comunicativa.

Con esta sentencia queda claro ―para aquellos que aún tuvieran alguna duda― que el uso del braille en combinación con caracteres visuales no solo es gratuito y libre, sino obligatorio en algunos casos (como en los envases de medicamentos) y muy aconsejable para todos aquellos que quieran dar mayor difusión a sus productos, haciéndolos accesibles para todas aquellas personas que antes pasaban de largo ante ellos por ignorar si lo que ese envase, ese bote o esa botella contenían era o no de su interés.