Web de la ONCE

Estás en:

Braille

El Braille: la llave del conocimiento

En 1825 Luis Braille ideó su sistema de puntos en relieve: el sistema Braille aporta a las personas ciegas una herramienta válida y eficaz para leer, escribir, acceder a la educación, la cultura y la información.

Se trata de un sistema que parte de seis puntos que se ubican y numeran de la siguiente forma:

① ④

② ⑤

③ ⑥

La combinación de los seis puntos permite obtener 64 combinaciones diferentes, incluyendo la que no tiene ningún punto, que se utiliza como espacio en blanco para separar palabras, números, etc. La presencia o ausencia de puntos determina de qué letra se trata.

Ver Alfabeto braille.

Algunos signos braille que representan letras acentuadas o específicas de cada idioma son distintos, según el idioma en que se quiera escribir:

Ver Signos diacríticos en castellano, catalán, gallego y euskera.

También se representan los signos de puntuación:

Ver Signos de puntuación.

Para representar algunos signos es preciso utilizar más de un carácter braille, pues las 64 combinaciones resultan insuficientes. Por ejemplo, para representar las letras mayúsculas se antepone el carácter braille formado por los puntos 4 y 6:

X ④

X X

X ⑥

Ver Letras en mayúsculas.

Los números se hacen con el prefijo formado por los puntos 3, 4, 5 y 6 antes de las diez primeras letras. De este modo se indica que es un número en vez de una letra:

X ④

X ⑤

③ ⑥

Ver Imagen de las 10 cifras

Si el número tiene más de una cifra, sólo es necesario que el prefijo se escriba antes de la primera cifra.

Ver Ejemplo

Las personas que ven también pueden aprenderlo sin gran esfuerzo, pero leyéndolo visualmente. Si deseas conocerlo mejor, ¡ven a Aprender Braille!