Web de la ONCE

Estás en:

Investigación en discapacidad visual

La ONCE desarrolla una política de estímulo y apoyo a las iniciativas de investigación que supongan una mejora de la calidad de la atención y de la prestación de servicios orientados a la autonomía personal y la integración social de las personas con discapacidad visual.

Esta política se orienta, por una parte, hacia la detección sistemática de áreas de investigación que permita adecuar las intervenciones a la evolución del perfil de la población afiliada y a los cambios sociales y tecnológicos. Y por otra, en el establecimiento de nexos de colaboración con la universidad, la empresa y las entidades públicas y privadas a través de diferentes vías de apoyo a la investigación, tales como:

En su conjunto, las acciones desarrolladas de apoyo a la investigación han significado avances importantes en:

  • El conocimiento aplicado y orientado a la mejora de procedimientos y técnicas de intervención: métodos de lectoescritura braille, procesos de integración y de socialización, tecnologías para el acceso al entorno, ajuste psicosocial y rehabilitación, adaptación de puestos de trabajo, técnicas de interpretación dramática, necesidades sociales derivadas de la discapacidad visual, etc. Es decir, acciones orientadas a promover la autonomía personal, el acceso a la información, la educación, el deporte, la cultura y el empleo.
  • La elaboración de materiales didácticos específicos para la lectura y la escritura braille, dibujo en relieve, estimulación visual, etc.
  • El diseño y desarrollo de productos tecnológicos que facilitan el acceso a la información y la autonomía personal. Por una parte, software como: lectores y magnificadores de pantalla para teléfonos móviles y ordenador, transcriptores de textos de tinta a braille,  diccionarios y enciclopedias electrónicas, juegos educativos y lúdicos, etc. Y por otra, aparatos y recursos materiales como anotadores electrónicos, lupas TV, reproductores de libros digitales en sistema Daisy, impresoras y líneas braille, bastones, identificadores de luz y colores, juegos de mesa adaptados, o productos electrónicos para el hogar (electrodomésticos, robots etc.)