Web de la ONCE

Tecnología

España es pionera en este tipo de software

Llega la TDT accesible

Mujer con el mando de televisión en la mano

La ansiada Televisión Digital Terrestre (TDT) accesible es una inminente realidad en España, que además se distingue con ello como pionera mundial en este terreno. Una accesibilidad pensada para las personas mayores y con discapacidad, especialmente de carácter sensorial.

Mercedes Leal

El nuevo software para una TDT accesible, que ha desarrollado en España el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) en colaboración con el Centro de Investigación y Desarrollo de Aplicaciones Tiflotécnicas de la ONCE (Cidat), fue presentado en la sede del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Su titular, Miguel Sebastián, estuvo presente junto a la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, en la puesta de largo de este software desarrollado tanto en español como en inglés, lo que se espera facilite su exportación a otros países y favorecer en consecuencia el interés por incorporarlo de los distintos fabricantes del ramo, justo cuando hemos entrado en la definitiva cuenta atrás del “apagón analógico” y, por tanto, de la implantación general de la televisión digital terrestre, en España y en todo el mundo occidental.

Una vez incorporado a un receptor de TDT, el nuevo programa abre al usuario un sistema de navegación con voz (o síntesis de voz) que lee los menús de configuración, listas de programación, etc. Además, mejora la lectura de subtitulados y permite a los usuarios grabar programas, cambiar los tamaños de fuente, las tonalidades de contraste y otras interesantes prestaciones complementarias, como un sistema de control parental que permite restringir canales no aptos para niños. El proyecto, con un presupuesto de 500.000 euros, ha buscado, según el Gobierno, ofrecer a las personas mayores y con discapacidad una opción eficaz en el proceso de implantación de la TDT, una alternativa “sin barreras” que al tiempo pudiera contribuir a dinamizar la industria. “Nuestra obligación era trabajar para las personas con discapacidad, asegurar que las nuevas tecnologías que promocionamos en toda España como motor de modernización y progreso, de inversión y empleo contribuyan también a la mejora de la igualdad y no a generar mayores riesgos de exclusión”, explicó Sebastián. Por su parte,  Miguel Carballeda se congratuló de la presentación de este software como respuesta a una clara reivindicación de la ONCE y su fundación desde que hace unos años se anunció el apagón analógico. “Ésta es la conclusión de muchos años de esfuerzo, de llamar a muchas puertas… Es fruto de la reivindicación de nuestro colectivo, las personas ciegas y con otras discapacidades. Porque no queremos quedarnos atrás en la sociedad de la información, ni que se genere una nueva brecha digital como la que ya tuvimos que afrontar hace unos años. La apuesta del diseño para todos es fundamental: desde aquí debo reivindicar que, cuando construyamos cualquier bien o servicio que afecta a las personas, pensemos en todas y cada una de ellas”, dijo el presidente de la ONCE.

España, pionera

Con el software desarrollado, España se convierte en el primer país en contar con decodificadores accesibles de la TDT. Pese a los intentos llevados a cabo en el seno de la Unión Europa, en ningún otro se ha logrado consensuar como aquí a los representantes de las personas ciegas (en este caso la ONCE), con fabricantes y Gobierno. Según Jesús Varela, directora del Cidat, “desde 2005 veníamos reuniéndonos con fabricantes de aparatos y asociaciones de la discapacidad, pero con avances mínimos a escala europea, a excepción de los planteados por las propias asociaciones de ciegos, en especial las más potentes como la británica, Royal National Institute for the Blind (RNIB) o la ONCE. La principal ventaja de nuestra alternativa ha sido crear un software libre, sin coste adicional, al haberlo desarrollado organismos públicos de nuestro país”.

Miguel Sebastán, Trinidad Jiménez y Miguel Carballeda durante la presentación de la TDT accesible en la sede del ministerio de Industria

Sólo en España, la iniciativa beneficiará a unas 100.000 personas con discapacidad visual y sus familias, y a más de siete millones de personas mayores. En principio esta aplicación para receptores de TDT, denominada Sistema operativo de Inteco para Televisión Digital (Idtvos), es compatible con varios de los descodificadores que ya se comercializan en el mercado, en los que su instalación los convertiría en receptores accesibles. Además, según el Ministerio de Industria, el Inteco ha firmado un convenio de intenciones con seis fabricantes (Televés, Investrónica, FTE Maximal, Elías Interactivo, Fagor y Fracarro Ibérica) que ya estudian fabricar decodificadores directamente accesibles y garantizar así la existencia de una oferta suficiente para la demanda real de estos aparatos. “Es importante que los equipos vengan con la accesibilidad ya incorporada, para que el usuario no tenga que preocuparse de su modificación”, explica Varela. Y afirma satisfecha que “los españoles seremos los primeros ciegos a escala mundial en disponer de decodificadores accesibles. Son receptores de nivel medio-alto, no los simples sintonizadores que cuestan 40 o 50 euros en el mercado, o los que llevan incorporados las televisiones. Pero incluso quien tenga una TV con decodificador incorporado, podrá incorporar el nuevo software a través de euroconector para hacerla accesible”.

Testado por el Cidat

El sistema operativo de Inteco está a punto de iniciar su distribución entre los fabricantes. Según Mª Jesús Varela, “en enero se han finalizado las últimas pruebas y corregido detalles para lanzarlo en las mejores condiciones de funcionamiento”. Ya en noviembre pasado, el Cidat llevó a cabo un test de usuarios para evaluar la idoneidad del programa, su facilidad de manejo y grado de accesibilidad: “probamos con un grupo de unos 20 afiliados a la ONCE, unos ciegos totales y otros con resto visual funcional y no funcional, pero sobre todo de diferentes edades, incluidas varias personas mayores. Nos preocupamos de que tuvieran diverso grado de manejo en nuevas tecnologías, evitando los que están más familiarizados con el uso del ordenador y otros sistemas tecnológicos, para comprobar así que la solución iba a ser adecuada al conjunto de nuestro colectivo”. El resultado del muestreo fue, según la directora del Cidat, claramente satisfactorio y vino a mostrar la sencillez y el nivel de autonomía que aportaba el sistema a los participantes a la hora de manejar este futuro decodificador accesible de TDT, que es ya una realidad.