Web de la ONCE

Música

Radio La Colifata, una ventana al mundo

Las personas que forman Radio La Colifata junto a los integrantes de la banda El Canto del Loco

Tras 18 años de andadura, internos y ex internos del Hospital Borda (Buenos Aires) son la voz de La Colifata, la primera radio en el mundo en transmitir desde un neuropsiquiátrico. El grupo El Canto del Loco ha requerido la colaboración de todos ellos para la grabación de su último disco.

Ana Díaz

Están acostumbrados a los focos y a las cámaras, a la popularidad, a que la gente hable de ellos, a despertar en miles de personas una amalgama de sentimientos que pasan por el optimismo, el afán de superación y la alegría (la alegría de vivir)…

Podrían haber sido grandes actores, músicos o jugadores de baloncesto, pero un destino caprichoso no lo quiso. Los colifatos son gente normal, como cualquiera. Su particularidad es que, por momentos, se han convertido en estrellas mediáticas. Primero se fijó en ellos una marca de bebida energética y, ahora, caminan de la mano del grupo madrileño El Canto del Loco.

Momentos puntuales que les permiten abrir una ventana al mundo acercando su realidad a la de una sociedad que, como asegura Alfredo Olivera, psicólogo fundador de La Colifata, “construye mitos, teme, criminaliza, niega, se paraliza, consume morbo, idealiza; que está educada en y para el consumo de lo que los medios produzcan, y no en la posibilidad de su uso para producir encuentro, intercambios, participación e intervención en problemas que son de todos”.

Así, el 3 de agosto de 1982 nacía Radio La Colifata con el objetivo de “recuperar la voz, la dignidad y los derechos de las personas que en algún momento de sus vidas fueron diagnosticadas de alguna enfermedad mental” apelando “a los recursos saludables de la comunidad, a su creatividad e inventiva”,  explica Olivera.

Desde entonces, día tras día el psicólogo y todo el equipo del Hospital Borda intentan “desestigmatizar” la enfermedad mental para, por un lado, “lograr una sociedad más tolerante e inclusiva” y, por otro, para favorecer en sus usuarios “los procesos de creación de lazos y autonomía hacia una vida social integrada, saludable, digna en comunidad”, señala el psicólogo.

Para ello, utilizan Radio Colifata como altavoz de sus pensamientos, de sus miedos y alegrías, sus incertidumbres. Un espacio donde todos pueden decir algo, donde todos son escuchados. Y es que “la radio supone en quien habla una persona, un ser, no un enfermo; lo que no quiere decir negar el hecho de un padecer y la necesidad de una asistencia”, reflexiona Olivera.

Lejos de ser un juego (”los internos no juegan a la radio, estas personas tienen una radio”, reconoce el psicólogo), La Colifata se ha convertido en un instrumento más en el tratamiento integral de la enfermedad mental. Así, en el año 2001 “creamos una herramientas que nos permite evaluar la mejoría clínica de las personas que vienen”, añade Olivera.

Radio La Colifata presenta: El Canto del Loco

Con El Canto del Loco

Hace unos meses, el día a día de los colifatos se vio alterado con la llegada al hospital del grupo madrileño El Canto del Loco. Dani Martín y los suyos se desplazaron a la capital argentina para grabar –en formato CD y DVD– algunas de sus canciones más representativas con un aire nuevo. Una vuelta de tuerca a sus éxitos.

“Quisimos trabajar con las personas que hacen La Colifata y ha sido una de las experiencias más importantes de nuestras vidas. Son gente que no tiene nada, apenas una hora de radio los sábados que para ellos lo es todo”, reflexiona el vocalista del grupo, Dani Martín. En Buenos Aires, “nos encontramos con cosas que desconocíamos o que pasamos por alto en nuestra vida. Con personas con enorme sensibilidad, verdaderas, que no tienen familia o está desestructurada, que atraviesan situaciones muy duras que nos pueden tocar a todos en cualquier momento”, agrega.

Durante los días de trabajo, los colifatos escucharon las canciones del cuarteto madrileño, las analizaron y explicaron al grupo qué sentían, qué les transmitían, en definitiva, fueron jueces privilegiados de uno de los grupos más importantes del panorama pop nacional.

Peter Pan es “una lección para ser feliz”, Corazón “nos habla sobre el miedo a vivir, a despertarse”... Son algunos de los comentarios  que les llegaron a los Locos.

Además de la experiencia vivida y de ser la envidia de miles de jóvenes que sueñan con sus ídolos, los colifatos se han quedado con 10.000 discos para vender en su web, además de una parte de los royalties del álbum así como una cantidad fija por formar parte de este disco y DVD.