Web de la ONCE

Estás en:

La selección femenina de Goalball se concentra en Zaragoza

24 de octubre del 2014

Durante este fin de semana

El objetivo es preparar las próximas citas internacionales en las que se juegan la plaza para los Juegos Paralímpicos de Río 2016

Goalball femenino

La selección femenina de Goalball se concentra este fin de semana en Zaragoza con el objetivo de ir preparando al combinado nacional para afrontar las próximas citas internacionales.

Se trata de una concentración en la que se aprovecharán recursos para juntar a jugadoras veteranas en el equipo nacional, entre ellas las aragonesas Laura Belle y Eukene Esain, con un grupo de jóvenes que pueden ser convocadas en el futuro.

Todas ellas participarán en un torneo internacional amistoso que organizará la Federación Española de Deportes para Ciegos en diciembre en Madrid, junto a Alemania e Israel.

El objetivo, como reconoce el seleccionador nacional, Francisco Monreal, “es prepararnos para las dos grandes citas del próximo año: el torneo de clasificación paralímpica de Corea del Sur en mayo, donde habrá tres plazas directas para los Juegos de Rio 2016, y el Campeonato de Europa A en Lituania en julio, con una plaza paralímpica en juego”.

La selección femenina de goalball realizará los entrenamientos en el Centro Deportivo Municipal “Valdefierro” (C/ Campillo de Llerena, nº 1), por las mañanas, de 10:00 a 13:00 y por las tardes, de 17:00 a 20:00 horas.

Además el conjunto español hará una primera sesión de trabajo físico antes del desayuno en las instalaciones de la Residencia Pignatelli (C/Jarque de Moncayo 23), lugar de alojamiento de la selección de goalball.

Dos equipos de tres jugadores cada uno

El Goalball es un deporte paralímpico específico para personas con discapacidad visual. En él participan dos equipos de tres jugadores cada uno. Se basa en el sentido auditivo para detectar la trayectoria de la pelota en juego –que lleva cascabeles en su interior- y requiere, además, una gran capacidad espacial para saber estar situado en cada momento en el lugar más apropiado, con el objetivo de interceptar o lanzar la pelota.

Durante el partido, de 24 minutos totales de duración, cada equipo se sitúa en un lado de la pista, junto a la portería de 9 metros de ancho. Mediante el lanzamiento con la mano del balón, el objetivo es introducirlo en la portería del equipo rival. Cualquiera de los tres miembros del equipo defensor intentará que el balón no entre en la portería. Todos los jugadores llevan antifaces opacos para igualar la visibilidad de todos los participantes.

La pista utilizada para Goalball consiste en un rectángulo de 18 metros de largo por 9 metros de ancho dividida en seis áreas. Todas las líneas del campo están marcadas en relieve para que sean reconocibles al tacto, con el fin de que los jugadores puedan orientarse con facilidad.