Web de la ONCE

Estás en:

Introducción

Bocadillo
"Una organización singular, de base asociativa, sin réplica en ningún otro país"

La confluencia de una serie de factores históricos y sociales hicieron posible el nacimiento, en 1938, de la ONCE; una organización singular, de base asociativa, sin réplica en ningún otro país. Un momento delicado de la historia de España y el coraje de una serie de hombres y mujeres que se negaron a ser marginados sociales y reivindicaron sus muchas capacidades, son dos de los principales elementos que contribuyeron su origen. 

Fachada del Consejo General. Chaflán

 La Institución, a lo largo de estos años, ha puesto en pie un sistema de servicios sociales especializados para personas ciegas que hoy es base para asociaciones de ciegos de todo el mundo y referencia obligada para profesionales del ámbito social. Se trata de un  sistema de servicios que pone el acento en la rehabilitación para que las personas ciegas puedan remontar las dificultades de esta discapacidad y desarrollarse tanto en el plano social y laboral, como en el personal.

 La autonomía personal, la atención educativa, la normalización laboral, la accesibilidad universal son algunos de los elementos que desarrolla. 

 La simpatía de la sociedad española cimenta, todos los días, la indispensable base económica de esta Institución, que sienten muy suya. La compra por parte de los ciudadanos del cupón y otros juegos de azar de la ONCE hacen posible la continuidad de la Organización, que destina, además, parte de la recaudación hacia otros colectivos de discapacitados, a través de su Fundación.