Web de la ONCE

Estás en:

La Accesibilidad del Voto en la Unión Europea

La accesibilidad de los procesos electorales para votantes ciegos y deficientes visuales en los países de la Unión Europea.

Alemania

El voto es accesible para las personas ciegas y deficientes visuales desde el 2003 gracias a la presión de DBSV. Los ciegos utilizan una plantilla especial en braille que les permite votar de forma autónoma en las elecciones. Además, la plantilla lleva los textos en letra ampliada para garantizar que se tengan en cuenta las necesidades de los deficientes visuales. Los votantes con discapacidad visual conocen el sistema y saben utilizar la plantilla gracias a un trabajo intenso de proporcionar información en todos los formatos accesibles.

DBSV proporcionó asesoramiento al gobierno con respecto al diseño de la plantilla, y se distribuyen mediante la red de organizaciones regionales que tiene DBSV antes de las elecciones.

Con el fin de evaluar la utilización de la plantilla, después de las elecciones europeas de 2004 se realizó una encuesta que arrojó resultados positivos.

Aparte de las elecciones europeas, en Alemania se celebran elecciones locales y autonómicas en algunos Lander este año, así que en DBSV actualmente estamos muy ocupados con el fin de garantizar que los votantes ciegos puedan ejercer su derecho al voto de manera autónoma.

Las plantillas y el kit informativo se realizan en varios centros de producción, y el gobierno sufraga todos los gastos.

Austria

Los votantes ciegos y deficientes visuales tienen derecho a entrar en las cabinas acompañados por una persona de su elección, si así lo desean. Si quieren, también pueden pedir ayuda a un miembro de la mesa electoral.

Se permite, además, el voto por correo, y en este caso le resulta fácil a la persona ciega o deficiente visual conseguir ayuda.

Todos los colegios electorales en los que hay votantes ciegos y deficientes visuales disponen de plantillas especiales para que los votantes ciegos y deficientes visuales puedan votar de forma autónoma si quieren.

A las personas ciegas y deficientes visuales también se les permite utilizar plantillas. El sistema es parecido al que se emplea en Alemania.

Bélgica

No hay papeletas en braille o con letra ampliada. Si una persona no puede participar en las elecciones, tiene derecho a delegar su voto en otra persona de su elección, previa presentación de un certificado médico. Es obligatorio votar en Bélgica.

Si un votante no puede marcar la papeleta, puede elegir a una persona para que le ayude. El presidente del colegio electoral que le corresponde no tiene derecho a rechazar a la persona elegida.

En muchas zonas del país es posible votar electrónicamente, y por lo tanto las personas con discapacidad, al igual que las personas mayores, necesitan ayuda.

Se pretende ampliar la utilización de máquinas electrónicas de votación en Bélgica en el futuro, y el gobierno obliga a las empresas que deseen participar en el concurso de suministro de las máquinas a que éstas sean accesibles.

La Confederación Belga de Ciegos y Deficientes Visuales participa en el proceso de evaluación de los prototipos de las máquinas de votación.

Chipre

En Chipre puede votar una persona ciega sola, o con la ayuda de cualquier persona de su elección, en todo tipo de elecciones (presidenciales, parlamentarias o referéndum).

Según las disposiciones de la legislación pertinente, “una persona ciega puede votar sola, si así lo desea y declara que es capaz de ejecutar la tarea.

Si un votante no puede votar sin ayuda, debido a su ceguera o cualquier otra discapacidad, tiene derecho a pedir asistencia al Presidente de la mesa electoral – en presencia de uno de sus asistentes – o pedir a otra persona de su confianza que le ayude a ejercer su derecho al voto.”

La Organización de Ciegos de Chipre prepara una plantilla para marcar las papeletas en cada elección, sobre todo en las elecciones a las que concurran pocos candidatos o haya pocas opciones. Se prepara para ser utilizada por los votantes ciegos que no quieran aprovechar la posibilidad de recibir asistencia de una persona vidente.

Dinamarca

El sistema principal en cuanto a las votaciones y la asistencia a las personas con discapacidad visual es que se les permite acudir a votar acompañadas por una persona de su confianza y elección. Esta persona puede entrar en la cabina para ayudarles a votar correctamente. Este es un sistema sencillo y no hace falta la participación de ningún miembro de la mesa o el colegio electoral, pero si una persona acude a votar sola, le puede ayudar un oficial en la cabina.

Se propone un cambio en la legislación danesa, basándose en el sistema que se utiliza en otros países nórdicos, al que la Asociación de Ciegos de Dinamarca se opone. Parece ser que en el futuro, a menos que seamos capaces de cambiar las cosas, aparte de la persona de su confianza y elección, será obligatorio que entre en la cabina una de las personas responsables de las elecciones, con el fin de comprobar que el acompañante marque la casilla correspondiente al candidato al que quiere dar su voto la persona ciega o deficiente visual. Este sistema es más complicado y menos secreto.

Eslovaquia

Si un votante no es capaz de marcar su papeleta debido a la salud, una discapacidad o si es analfabeto, tiene derecho a ir acompañado con otro votante al colegio electoral. Los miembros de las mesas electorales no pueden actuar de acompañantes.

Si el votante no es capaz de depositar la papeleta en la urna directamente debido a una discapacidad, puede pedir que lo haga en su presencia otro votante que no sea miembro de la mesa electoral. Si no puede acudir al colegio electoral, tiene derecho a pedir a la junta electoral de la zona poder depositar su papeleta en una urna portátil.

No existen papeletas en braille o con letra ampliada.

España

El 28 de junio de 2007 y gracias a la intermediación de la ONCE, se consiguió modificar en España la aprobación de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General que permitió votar a las personas ciegas que lo desearon en secreto en nuestras pasadas Elecciones Generales.

Tanto la ONCE como el Consejo Nacional de la Discapacidad de España (CERMI) venían pidiendo desde el año 2002 una "mayor accesibilidad" para las personas con discapacidad en los procesos electorales. Para ello, se creó en 2004 una especie de “comisión de trabajo” mixta con las administraciones públicas involucradas para avanzar conjuntamente en el análisis de las distintas posibilidades y fijación de criterios compartidos por todas las partes. Esta comisión analizó los sistemas de voto accesibles de todo el mundo.

Tales Elecciones Generales suponían la emisión de votos a ambas cámaras del parlamento español, es decir el Congreso de los Diputados (cámara baja) y el Senado (cámara alta). Además, se celebraron el mismo día otras elecciones (autonómicas y locales). No hubo ni tiempo ni recursos suficientes para implementar en estas elecciones un sistema de voto electrónico que fuera accesible, así que se mantenía el sistema tradicional de votar mediante papeletas.

Ya que se empleaban distintos procedimientos para las elecciones a los distintos órganos (en algunos casos con listas cerradas y en otros con listas abiertas), la comisión de trabajo adoptó las siguientes conclusiones:

Para las Elecciones al Congreso de los Diputados y comunidades autónomas, se decidió utilizar el modelo sueco del voto en braille, consistente en facilitar sobres en braille con la identificación del partido político que contengan una papeleta de uso general para todos los ciudadanos. Este procedimiento funcionó bien, y es desde luego mejor al que preveía la utilización de candidaturas en braille, lo que haría que el voto de la persona invidente fuera diferente al de las demás y se reconociera a la hora de hacer el recuento. En el caso de las elecciones al Senado, el modelo fue el alemán. Para ello, las personas ciegas y deficientes visuales dispondrían en su colegio electoral de una plantilla en braille con los nombres de los candidatos a esta Cámara que superpondrían en otra ordinaria para marcar en ella los nombres que deseen.

Los votantes que quisieran utilizar este sistema tenían la obligación de informar al Ministerio del Interior anteriormente. Para solicitarlo, disponían de un plazo de entre dos meses antes de las elecciones y un mes antes del vía de las votaciones. El Ministerio facilitó un número de teléfono gratuito para realizar la solicitud y, tras la publicación de los nombre de los candidatos, se daba también información sobre los candidatos, en el mismo número y hasta el mismo día de los comicios. Asimismo, esta información se publicó en formatos accesibles en la página web del Ministerio.

El Ministerio envió información a los colegios electorales correspondientes sobre todos los votantes que habían solicitado utilizar el sistema nuevo. El votante sólo tenía que mostrar su documento de identidad al presidente de la mesa electoral en el colegio electoral, para que se le entregara un ‘kit de voto accesible’ que le permitía votar en braille. Se habilitó un espacio más amplio o una sala aparte en cada colegio electoral para permitir que las personas ciegas y deficientes visuales pudieran votar sin problemas y cómodamente.

Dado que para las elecciones a la Cámara Alta se trataba de nominar directamente un número determinado de personas de entre una lista bastante extensa, éste resultó ser el único método efectivo, pese a poder presentar pequeños problemas en los que habría que trabajar, pues si se mueve la plantilla es posible que se señale una opción diferente a la que se desea.

Debido al poco tiempo del que se disponía para implementar el sistema, se descartó la posibilidad de emplearlo en el voto por correo en las elecciones generales. Por supuesto, la utilización de este sistema era opcional, y cualquier votante que quisiera ejercer su derecho al sufragio con la ayuda de una “persona de confianza” podía hacerlo. Para utilizar el nuevo sistema, los votantes debían de ser afiliados a la ONCE o tener una discapacidad visual oficialmente reconocida.

En las elecciones al Parlamento Europeo de este año, se empleará el método que se utilizó para la cámara baja el año pasado. Las elecciones se celebrarán el domingo 7 de junio, y los votantes tienen hasta el 11 de mayo para presentar su solicitud.

Estonia

Según la legislación vigente, las personas con discapacidad física o sensorial tienen derecho a votar con el apoyo de una persona de su confianza y elección, siempre que esta persona no sea candidato en las elecciones en cuestión. La persona de confianza puede ayudar a la persona con discapacidad a rellenar la papeleta.

No existen papeletas en braille o con letra ampliada.

Las personas ciegas y deficientes visuales pueden votan electrónicamente mediante un sistema que se puso en marcha hace algunos años. En este caso deben disponer de un ordenador con lector de pantallas y lector de tarjetas de identidad (las personas videntes también lo necesitan), y por supuesto necesitan contar con los conocimientos necesarios para poder utilizarlo.

Hay algunas personas ciegas que tienen un alto nivel de conocimientos de informática y pueden votar de forma totalmente autónoma, pero se trata de un número bastante reducido de personas.

Finlandia

No existen papeletas en braille o con letra ampliada. Los votantes ciegos o deficientes visuales tienen la posibilidad de acudir a votar acompañados por un amigo de confianza que le ayude a depositar su papeleta. Además, en cada colegio electoral hay un ayudante oficial a disposición de los votantes.

Tienen derecho, asimismo, a votar por correo antes de los comicios. En este caso, el votante ha de demostrar que le es imposible acudir al colegio electoral que le corresponde.

Francia

Únicamente y a veces, hay información en braille sobre la ubicación de las papeletas o listas de candidatos en la mesa del colegio electoral.

Si se utiliza el voto electrónico, existe la obligación de garantizar que la máquina se adapte para tener en cuenta todo tipo de discapacidad, y que sea utilizable por parte de un votante ciego o deficiente visual. No existen otras medidas.

Irlanda

Actualmente no contamos con papeletas en braille o letra ampliada. Existen varias medidas de ayuda para las personas con discapacidad física, enfermedad, discapacidad visual o una discapacidad que impide la lectura o la escritura, con el fin de permitir que ejerzan su derecho al voto en Irlanda.

Estas personas pueden:

  • Votar en otro colegio electoral si el colegio que les corresponde no es accesible.
  • Recibir ayuda de un acompañante o el presidente del colegio electoral para votar.
  • Votar por correo.
  • Votar en un hospital, residencia o institución similar, si es la residencia del votante.

Si un votante tiene problemas para acceder al colegio electoral que le corresponde, puede remitir una solicitud a la persona responsable de las elecciones en su circunscripción para pedir permiso para votar en otro colegio electoral de la misma circunscripción. Debe solicitarlo al menos una semana antes de la fecha de las elecciones.

Si se solicita poder votar en otro colegio electoral, el votante debe explicar por qué no puede acceder al colegio electoral que le corresponde. Esta información ayudará a la persona responsable de las elecciones en su circunscripción elegir otro colegio electoral apropiado. Si es posible, el votante debe indicar un colegio electoral que le resulte accesible y conveniente.

El acceso en los colegios electorales

Es posible que las cabinas no sean accesibles para las personas mayores y las personas con discapacidad. El presidente del colegio electoral tiene la obligación de proporcionar una mesa y una silla donde el votante puede votar, si le resulta más cómodo.

Asistencia para votar

Al llegar al colegio electoral, el presidente pide el nombre y la dirección del votante, y comprueba los datos en la tarjeta del votante

En la legislación se especifican los votantes que tienen derecho a recibir asistencia para votar, y las personas que tienen derecho a ayudarles. El presidente del colegio electoral tiene la obligación de hacer cumplir la ley, que tiene por objeto garantizar que los ciudadanos puedan ejercer el voto en secreto.

Acompañante de confianza

Si un votante tiene una discapacidad visual o física que le impida votar sin asistencia, puede marcar la papeleta un acompañante. Para poder actuar de acompañante, hay que tener al menos 16 años. Además, no puede ser acompañante ningún candidato o apoderado electoral, y un acompañante puede ayudar a un máximo de dos votantes en cada elección.

El votante tiene derecho a pedir asistencia al presidente del colegio electoral. En este caso, el presidente irá acompañado por el representante del partido para garantizar que siga las instrucciones del votante. Si es necesario, el presidente impedirá el acceso al colegio electoral y ordenará su desalojo para garantizar que nadie escuche las instrucciones del votante.

Italia

Existe un sistema de ‘amigo de confianza’. Las personas con una discapacidad que les impida votar por sí solas, por ejemplo las personas ciegas y las personas con una discapacidad grande en las manos tienen derecho a votar con el apoyo de un asistente personal de su elección. El asistente tiene que ser un votante registrado en cualquier municipio de Italia.

La persona con discapacidad tiene que demostrar que no puede votar por sí sola mediante un certificado médico oficial. Para evitar tener que realizar la solicitud cada vez que se celebran elecciones, el derecho a ir acompañado por un asistente personal puede convertirse en permanente con un apunte específico en el certificado de votante de la persona implicada.

Lituania

En líneas generales, el voto no es accesible para las personas ciegas y deficientes visuales en Lituania. No existen papeletas en braille o en letra ampliada. Sin embargo, la junta de elecciones proporciona información y asigna financiación para la producción de material en formatos alternativos para las personas con discapacidad visual. Normalmente esta labor la realiza la Asociación de Ciegos y Deficientes Visuales de Lituania.

Las personas con discapacidad visual suelen votar con el apoyo de una persona de su confianza y elección.

Malta

El sistema que se utiliza en las elecciones europeas es el mismo que en las elecciones generales. Desde las últimas elecciones generales, y además del apoyo que presta el responsable de las elecciones en cada colegio electoral, entró en vigor la nueva legislación que permite la utilización por primera vez de una plantilla.

Se pegan los nombres de los candidatos y de los partidos políticos en braille en tiras al lado del cuadrado recortado correspondiente. Para cada candidato hay dos cuadrados recortados, ya que se emplea un sistema de voto preferencial. Para los que no leen braille, las cabinas llevan un sistema de audiodescripción.

La Asociación de Ciegos de Malta considera el sistema insatisfactorio, ya que solamente tiene en cuenta las necesidades de una minoría pequeña de votantes ciegos. Ha defendido (y sigue defendiendo) el sistema del amigo de confianza, pero se opusieron ambos partidos políticos, así que la organización se ha tenido que conformar con la modificación legislativa que se ha descrito anteriormente.

Países Bajos

Se realizará un proyecto piloto durante las próximas elecciones al Parlamento Europeo para mejorar la accesibilidad del proceso electoral.

Hace unos años se empleaban máquinas electrónicas de votación en casi todas las elecciones. Uno de los dos fabricantes de las máquinas en los Países Bajos desarrolló una máquina accesible para las personas ciegas que contaba con braille y síntesis de voz. Surgieron entonces con todas las máquinas problemas relacionados con la seguridad y el carácter secreto del voto. Una comisión recomendó al gobierno que se dejara de utilizar este método hasta poder contar con tecnologías mejoradas y más seguras.

Con todo esto, hemos vuelto al sistema de votar con lapicero y papel, lo que supone un paso atrás para las personas con discapacidad visual en los Países Bajos.

El gobierno ha pedido asesoramiento a Viziris y al Consejo de la Discapacidad de los Países Bajos, y el proceso durará unos años.

El proyecto piloto que se realiza este año es una línea telefónica en la que se le proporciona la siguiente información al votante

  • Los partidos que concurren a las elecciones.
  • Los candidatos de cada partido.

Esta información es igual a la que aparece en la papeleta de votación. Al escuchar la información sobre los partidos y candidatos, el votante puede elegir de antemano. El proceso de votar en estas elecciones no es accesible. Después de escuchar la información, el votante tiene la posibilidad de pedir la información en braille o letra ampliada. Evaluarán este proyecto piloto Viziris y el gobierno, sufragando éste el coste del proyecto.

Muchos de los partidos que concurren a las elecciones envían su programa en formatos alternativos de forma gratuita si se pide.

Se habilitará una página web sobre las elecciones al Parlamento Europeo con el programa Read Speaker. Así están las cosas en los Países Bajos con relación a las elecciones de este año. La situación no es ideal todavía, ya que las personas con discapacidad visual no tienen la posibilidad de votar con autonomía, pero el gobierno es conocedor del problema y ha mostrado su voluntad de analizar este tema para las elecciones en el futuro. Se celebrarán elecciones municipales en 2011, y esperamos haber logrado avances nuevos para estos comicios.

Polonia

A principios de febrero de 2009, el Parlamento de Polonia aprobó enmiendas a la ley que regula las elecciones al Parlamento Europeo. Las enmiendas más importantes prevén que se celebren las elecciones en dos días, y permiten que las personas mayores y las personas con discapacidad deleguen su voto en otra persona. La Coalición de ONG de Personas con Discapacidad de Polonia, de la cual la Asociación Polaca de Ciegos es miembro, pidió, en nombre de las personas con discapacidad en Polonia, al Presidente de Polonia que firmara la aprobación de estas enmiendas. La petición se publicó también en “Gazeta Wyborcza”, el segundo periódico diario más leído del país y una publicación muy influyente en la formación de opiniones en Polonia.

Sin embargo, el Presidente de Polonia se negó a firmar la propuesta de ley, remitiéndola al Tribunal Constitucional de la República de Polonia, responsable de velar por la constitucionalidad de la legislación. Según el Presidente, las enmiendas propuestas suponen un incumplimiento de las disposiciones de la constitución en materia de honestidad e intimidad. Estamos a la espera del veredicto del Tribunal.

Actualmente Polonia no cuenta con el voto en braille o papeletas con letra ampliada. La Asociación Polaca de Ciegos espera cambiar esta situación. Por supuesto, las personas ciegas y deficientes visuales pueden acudir a votar acompañadas por un amigo de confianza que les ayude durante el proceso de votar.

Cabe señalar que el Defensor del Pueblo pretende mejorar la situación de los votantes con discapacidad. El 8 de abril, participó el Presidente de la Asociación Polaca de Ciegos en una reunión celebrada en su despacho. Junto con representantes de otras organizaciones de personas con discapacidad, abordaron posibles medidas en el futuro para fomentar el acceso al voto para las personas ciegas y deficientes visuales y otras personas con discapacidad en Polonia.

Actualmente pedimos:

  • La llamada ‘urna portátil’.
  • El voto por Internet.
  • El voto por correo.
  • El voto por delegación.

Contemplamos la posibilidad de exigir:

  • Papeletas con letra ampliada.
  • Papeletas en braille.

Además, la Comisión Electoral Nacional ha reconocido la necesidad de introducir medidas para las personas ciegas y considera esencial cambiar la legislación en materia de elecciones al objeto de mejorar el proceso electoral para este colectivo.

Reino Unido

Las personas ciegas o con una discapacidad física que les impida acudir en persona al colegio electoral para votar tienen derecho a delegar su voto. Como método alternativo, las personas ciegas tienen derecho a entrar en la cabina con un acompañante que les ayude.

Se modificaron las normas en la Ley de Representación de las Personas del año 2000. Más concretamente, el Reglamento de Representación de las Personas, del año 2001, exige que se disponga de un dispositivo táctil para ayudar a los votantes ciegos y deficientes visuales. Además, el gobierno recomienda que el tamaño mínimo de fuente en las papeletas en letra ampliada sea de 16 puntos.

Los responsables de los colegios electorales comentaron que se utilizaron poco los dispositivos en las elecciones generales de junio de 2001, pero hubo casos de algunos votantes que quedaron encantados por poder votar de forma autónoma por primera vez.

Suecia

Las papeletas se suministran en un sobre en braille y letra ampliada (un sobre por partido y elección). El problema surge si se quiere votar a un candidato de la lista en particular. No es posible hacerlo sin la ayuda de un vidente. Si el votante no sabe llegar al colegio electoral, le puede llevar cualquier partido político.