Web de la ONCE

Estás en:

COOPERACIÓN INTERNACIONAL AL DESARROLLO

Fundación ONCE para la solidaridad con las personas ciegas de América Latina (FOAL)

Solidarios con América Latina

La ONCE viene desarrollando en las últimas décadas un decidido trabajo de cooperación internacional; uno de sus instrumentos principales es la Fundación ONCE para la solidaridad con las personas ciegas de América Latina (FOAL), que nació en 1998. FOAL daba continuidad de este modo al trabajo de compromiso solidario de colaboración con el colectivo de personas ciegas en esa región que desde principios de los años 80 del pasado siglo, la ONCE ya realizaba.Niñas en la escuela

De este modo, los valores y principios que impulsan la inclusión de las personas con discapacidad, y que la ONCE y su Fundación  persiguen, comenzaron a aplicarse en 19 países de América Latina en los que FOAL desarrolla programas y proyectos relacionados con aspectos fundamentales en el desarrollo de las personas con discapacidad visual y sus organizaciones. FOAL centra sus esfuerzos en los ámbitos de educación, empleo y capacitación de organizaciones representativas de personas ciegas o con discapacidad visual.

En el ámbito de la Educación trabaja con las administraciones públicas de los distintos países, junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en la educación inclusiva de niños y niñas ciegos o con discapacidad visual grave. FOAL impulsa una atención educativa de calidad, que contribuye a asegurar su derecho a la educación en igualdad de oportunidades, en los centros educativos y comunidades sociales, a través de la donación de materiales adaptados y la capacitación a profesionales que atienden las necesidades específicas derivadas de la discapacidad visual.

Trabajador con discapacidad en uno de los proyectos Ágora de empleoGracias al apoyo de FOAL, en este momento, funcionan un total de diez centros de recursos educativos de referencia  en Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana, además de desarrollarse proyectos relacionados con la educación en otros países.

En el ámbito de la capacitación Profesional y del empleo, la FOAL cuenta con un Programa específico, ÁGORA (Aulas de Gestión Ocupacional de la Región América Latina), el cual  tiene por objetivo incorporar a las personas ciegas o con discapacidad visual grave de América Latina en el tejido productivo a, mediante unidades de asesoramiento, formación e intermediación laboral para su acceso al trabajo.

El programa AGORA se encuentra implantado actualmente en 14 países, en los que se desarrolla en colaboración con entidades locales, públicas y privadas y suministra a los beneficiarios orientación profesional y laboral, cursos y talleres de formación, prácticas profesionales y atención de las necesidades básicas de adaptación de los diferentes puestos de trabajo, de modo que se posibilite su incorporación al mercado productivo.

Por otro lado, se lleva a cabo una labor continuada de interlocución con entidades públicas y privadas que ofertan empleo, generando así una bolsa de trabajo que se gestiona en función de las necesidades y habilidades de las personas beneficiarias. Asimismo, en Agora se concede especial importancia al emprendimiento como forma de conseguir el autoempleo, apoyando a los beneficiarios desde la fase de diseño hasta la de búsqueda de financiación o seguimiento de la implantación del negocio.

AGORA, a lo largo de su trayectoria  ha permitido que un gran número de personas ciegas o con discapacidad visual grave logren un empleo y hayan pasado de ser ocultadas, apartadas e ignoradas por la sociedad, a convertirse en el centro de la familia y, en muchas ocasiones, su único sustento.

Pero la FOAL también apoya al tejido asociativo y la sociedad civil organizada que representa a las personas con discapacidad visual en la región latinoamericana, contribuyendo a su fortalecimiento para que asuman cada vez más un papel determinante en su futuro, sean más representativos y trabajen con las instancias oportunas en cada caso para ir logrando las mejoras que sus representados requieren.

Así es como la ONCE y su Fundación, con el apoyo de otras instancias públicas y privadas, nacionales e internacionales, contribuyen a que, de forma progresiva, las personas con discapacidad de América Latina tengan un papel más activo en la sociedad, sean tenidas en cuenta y formen cada vez más parte de ella.

www.foal.es